El país sigue bajo la lupa por patentes

(0)
2 de mayo de 2003  

El gobierno de Estados Unidos, por medio de su Representación Comercial (USTR, según sus siglas en inglés), informó ayer que la Argentina sigue en la lista de Priority Watch (bajo observación prioritaria), dado que su legislación sobre patentes, derechos de propiedad y protección de datos "no se comparece con las obligaciones internacionales del país".

El organismo norteamericano afirmó en su informe anual que la ley contra la piratería es "laxa e ineficiente" y que el uso no autorizado de material original protegido sigue siendo un problema. "La protección de derechos sobre música grabada, videos, libros y software para computadoras continúa siendo inconsistente y los recursos y controles fronterizos inadecuados han mellado la efectividad de las restricciones", dijo el USTR.

"En abril de 2002, Estados Unidos y la Argentina alcanzaron un acuerdo respecto de la mayoría de los reclamos norteamericanos ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) respecto de las obligaciones argentinas sobre los acuerdos por patentes (TRIPS) -prosiguió el informe-, pero dos temas importantes, incluyendo la protección de datos, continúan sin resolverse."

Insuficiente

El USTR recordó que la Argentina "está en el proceso de aprobar la legislación necesaria como para implementar los términos del acuerdo de abril de 2002, aunque la industria ha expresado sus preocupaciones en referencia a las medidas de compensación que prevé la legislación pendiente".

La Representación Comercial de Estados Unidos monitoreará si la Argentina cumplirá con los compromisos hechos dentro del ámbito del consejo bilateral sobre comercio e inversión respecto del acuerdo sobre patentes.

Estados Unidos reclama permanentemente por este tema a la Argentina. En 1997, Washington redujo a la mitad la entrada de productos argentinos en el mercado norteamericano sin pagar aranceles bajo el sistema general de preferencias (SGP) como represalia por la falta de legislación argentina sobre protección del derecho de la propiedad y patentes.

Como gesto conciliador, y atendiendo a la crisis económica argentina, el presidente de EE.UU., George W. Bush, reincorporó al SGP 57 productos argentinos que habían quedado fuera del mercado. Pero la preocupación norteamericana por este tema sigue intacta.

Por su parte, el Gobierno se comprometió el año pasado a impulsar un proyecto de ley que contemple el patentamiento de microorganismos y del proceso para la obtención de fórmulas medicinales.

También que establezca la inversión de la carga de la prueba, por lo que el presunto copiador de una patente será en principio culpable y deberá demostrar su inocencia.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.