El peso, el único que no se aprecia

La devaluación en Uruguay encareció todas las divisas, menos la de la Argentina
La devaluación en Uruguay encareció todas las divisas, menos la de la Argentina
(0)
23 de junio de 2002  

MONTEVIDEO (De nuestro corresponsal).- Las pizarras de los cambios -que desde el jueves mostraron un salto en el precio del dólar- mantienen inalterados los números de un renglón: el que tiene la cotización de los pesos argentinos. Para quien llega de la Argentina eso llama la atención, porque si en Uruguay subió el precio del dólar se supone que todas las demás monedas deberían arbitrarse de forma de llegar a un nuevo equilibrio.

El 27 de marzo, la pizarra del Banco República -estatal, el más grande de plaza y el que marca la tendencia del mercado- pagaban por 3,50 pesos uruguayos por peso argentino. Si alguien quería comprar pesos argentinos, precisaba seis uruguayos por unidad. Desde entonces, con algunas oscilaciones en el medio, la cotización se ha mantenido igual. Este fin de semana -al igual que hace quince días- los pesos argentinos cotizan a 3,50 uruguayos para la compra y 6,00 para la venta.

Esa enorme diferencia soportó sin alteración la devaluación del peso uruguayo ocurrida el jueves último.

La explicación está en que desde fines de 2001 los cambios limitaron la operación con la moneda argentina por las restricciones al movimiento de dinero con ese país. Entonces, sin dejar de cotizar, ponen precios que desalientan la operación.

Los turistas argentinos no traen su propia moneda y, al igual que los uruguayos que viajan a Buenos Aires, prefieren hacerlo con dólares.

Otra fuente de preocupación para los argentinos que trajeron sus ahorros es la estabilidad del sistema bancario. Hasta ahora sólo sufren contratiempos los clientes del Banco Galicia y de la Compañía General de Negocios (CGN). En el primero de los casos, el banco propuso devolver 3% de los depósitos en efectivo y el resto con títulos a nueve años y amortizaciones anuales, pero tiene que lograr mayorías especiales entre sus clientes. La CGN está intervenida.

En el resto del sistema bancario no hay restricciones al movimiento de depósitos, pese a lo cual muchos argentinos decidieron retirarlos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.