El petróleo superó los 48 dólares en Nueva York