El costo por unidad será de entre $ 30.000 y $ 65.000. El plan federal de viviendas demandará $ 3900 millones