El precio del petróleo superó los 48 dólares