El precio del petróleo volvió a escalar a su máximo desde octubre de 2008