Guillermo Moreno insiste con su tarjeta de crédito pese a no acordar con los bancos