El proyecto sigue su marcha