El real cerró ayer a 2,33 por dólar y sigue revaluándose

Beneficia a exportadores argentinos
(0)
11 de diciembre de 2001  

SAN PABLO.- El real habría encontrado su punto de equilibrio en torno de las 2,40 unidades por dólar, después de haber comenzado el año en R$ 1,95 y de haber escalado hasta R$ 2,82 en octubre pasado. Esa es la conclusión casi unánime de los analistas financieros en Brasil, pese a la persistencia de ciertos indicadores negativos en la economía del país y de la incertidumbre que generan las elecciones presidenciales de 2002. Ayer, la moneda cerró a R$ 2,33 por dólar, la cotización más baja desde junio.

Es una buena noticia para los productores argentinos que exportan a Brasil. "Es más que positivo. Si le sumamos el factor de convergencia del 7%, nos da un tipo de cambio como si estuviese a 2,14 por dólar para las exportaciones argentinas a Brasil", explicó a LA NACION Germán Segré, director de Center Group, firma dedicada a la administración de empresas argentinas en Brasil. Según Segré, aun con un dólar que bordeó los R$ 2,80, "las exportaciones argentinas a Brasil cayeron sólo el 3,6% este año. Con el dólar actual, la Argentina ya está en posición de aumentar su comercio en relación con 2001. Con el real revaluado vuelve a ser posible venderle a Brasil".

Para Odair Abate, economista jefe del Lloyd´s TSB Bank, a casi tres años de la devaluación comienza a dibujarse un mapa del comportamiento del real. "En términos generales, se puede decir que durante un tiempo prolongado se devalúa, y luego, durante otro periodo extenso, se aprecia", explicó Abate. Ahora, después de dos meses consecutivos apreciándose, el real "puede estar entrando en un estado de equilibrio", dijo el economista. La razón sería que si la depreciación continúa, puede comenzar a perjudicar la recuperación de la balanza comercial brasileña. "Si el real comienza a apreciarse mucho, es probable que el Banco Central deje de vender los US$ 50 millones que vende en el mercado diariamente", considera el economista del Lloyd´s. En tanto, en los últimos días, el riesgo país brasileño cayó de un pico de 1256 puntos a un nivel en torno de los 900 puntos. De todos modos, todavía no volvió a los 668 puntos de fines de enero.

Razones

Las razones para la devaluación constante del real desde comienzos de año hasta octubre, son conocidas: la crisis energética, la incertidumbre que despiertan las elecciones presidenciales de 2002, la crisis argentina, la desaceleración de la economía mundial, la caída del flujo de inversiones directas a Brasil y, por último, los atentados terroristas del 11 de septiembre y su influencia global.

Ahora, según Abate, las razones para su apreciación son:

  • El desarme de las operaciones de "hedge" (protección cambiaria) de los bancos e inversores privados, que ya no temen una profundización de la devaluación.
  • Las mejoras en la balanza comercial, que dio superávit en septiembre y octubre, meses en los que tradicionalmente hay déficit.
  • El hecho de que, a pesar de los ataques terroristas y de la desaceleración de la economía mundial, Brasil continuó captando más de US$ 1300 millones al mes de inversión directa.
  • La superación, tres meses antes, de la meta de déficit fiscal primario acordada con el FMI.
  • La impresión de que el mercado de Brasil "se despegó" de la crisis argentina.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.