El regreso de la rebeldía de Paco Rabanne

El diseñador Julien Dossena busca revivir una marca que parecía haber quedado anticuada
El diseñador Julien Dossena busca revivir una marca que parecía haber quedado anticuada
Christina Binkley
(0)
30 de julio de 2015  

¿Qué hace un diseñador de moda cuando le pasan las riendas de una marca letárgica conocida por una fragancia de los años 80 y un vestido de aluminio de casi 50 años?

Es el tipo de dilema que muchos diseñadores enfrentan por estos días conforme los inversionistas tratan de revivir una marca antigua tras otra. Julien Dossena asumió un reto semejante cuando le pidieron en 2013, con unas pocas semanas de anticipación, que ayudara en calidad de consultor a finalizar una colección de Paco Rabanne.

Dossena, un francés que hacía poco había dejado un trabajo de diseño en Balenciaga con el ex director creativo Nicolas Ghesquière, creyó que esa oportunidad breve le ayudaría a desarrollar su propia marca, Atto.

Casi tres años después, Atto está en espera y él sigue diseñando para Paco Rabanne. En enero, lanzará una imagen completamente nueva para la marca, desde su logotipo, etiquetas y empaques hasta una nueva boutique en París.

Dossena fue nombrado director creativo gracias a su enfoque en el icónico vestido de la marca —un forro de paneles de aluminio enlazados que causó sensación en 1967 — y la actitud contemporánea que asumiría hoy. La resultante línea de prendas, con aire atlético y fáciles de usar, ha sido elogiada por editores de revistas de moda que han llenado sus páginas con el look del diseñador, conocido como athleisure. Eso está dando sus frutos en estos días a medida que la marca Paco Rabanne gana impulso.

Ahora, Dossena tiene que sostenerlo. En junio, el diseñador de 32 años visitó Los Ángeles y habló con The Wall Street Journal sobre mallas de aluminio, la inspiración que encontró en el calzado deportivo Reebok y sus conceptos más recientes para la moda actual.

WSJ: Te contrataron para que trabajaras en diseño para Paco Rabanne por unas pocas semanas en enero de 2013. Aún estás acá. Debes haber hecho algo bien.

Julien Dossena: Simplemente empecé a diseñar y a explicar qué faltaba en el mercado y qué vacío podíamos llenar. En ese entonces, la marca estaba compuesta por trajes de los 60, pantalones tobilleros, y (era) muy elegante. Les dije: "Por supuesto que es muy hermoso, pero para el mercado no tiene ningún sentido".

WSJ: ¿Qué tenía sentido?

Dossena: Paco Rabanne es una marca superradical que salió durante una época en la que las hijas se vestían totalmente como la mamá. Así que (la marca) es sobre innovación. Es sobre juventud.

WSJ: ¿Cómo sabes qué es lo que tiene sentido para el mercado?

Dossena: Pasé más tiempo en las tientas —mirando lo que la gente compra y lo que realmente se pone para salir a la calle— que en los desfiles (de moda). Es muy interesante como inspiración ver a las mujeres que caminan con los hijos en la ciudad, que van a clases deportivas, de vacaciones.

WSJ: Así que hiciste athleisure y zapatos planos y ropa que se puede usar en la clase de yoga, el trabajo o la discoteca.

Dossena: Creativamente eso fue superinteresante, una mezcla de ropa de hombre con pantalones de yoga y luego zapatos masculinos planos, porque las mujeres ya no usan tantos tacones. Por esa razón desde el primer desfile hicimos sólo zapatos planos. Hacemos tacones, pero de no más de 7 milímetros de alto.

WSJ: También hiciste la malla de metal.

Dossena: No quería que la gente fuera a un desfile de Paco Rabanne y dijera: "Puf. No rehizo el código de Paco Rabanne". Así que la verdad quería inyectar la malla de metal para que la gente dijera: "¡Oh! Bueno, estoy en un desfile de Paco Rabanne".

WSJ: Todo esto fue un giro completo frente a tu anterior trabajo en Balenciaga, que era como lo menos comercial que puede ser la moda.

Dossena: Sí. De hecho, Balenciaga fue la mejor escuela, como una especie de laboratorio que busca lo (que es) nuevo. Claro que se debía a la visión superfuerte de Nicolas (Ghesquière, ex diseñador de Balenciaga) sobre lo que quería. Creó deseo inmediato. Balenciaga fue en realidad como un líder de opinión.

WSJ: ¿Quieres eso?

Dossena: ¿Yo? Claro que me encantaría ser un líder de opinión. Pero tengo que construirlo. Paco Rabanne estaba empujando límites de otra manera. No se trataba de ropa complicada. Los primeros valores que quise rescatar de Paco Rabanne fueron la sensación de facilidad y espontaneidad.

WSJ: ¿Cómo haces tu investigación?

Dossena: En la calle. Mis amigas. Hay una chica, y tiene puestos Reebok. ¿Por qué Reebok ahora? Todo el mundo estaba usando Nike tecno.

WSJ: Si Paco es siempre moderno y a la vanguardia, ¿cuál es el siguiente paso radical?

Dossena: Quiero trabajar con materiales muy diversos, algo de muy baja tecnología que se arma a mano en casa y algo que se mezcla con algo supertecno. Como algo reciclado.

WSJ: Cuéntanos sobre esta nueva tienda en París, y el nuevo logotipo y sitio web.

Dossena: No tiene que ser una tienda de lujo clásica. Estamos trabajando con arquitectos belgas con los que realmente quería trabajar, del estudio llamado Office. Quiero recuperar esa facilidad. La tienda no será el templo de una marca con 400 metros cuadrados de mármol.

WSJ: Cerraste tu marca Atto para concentrarte en Paco. ¿Regresará Atto en algún punto?

Dossena: No lo sé. Tengo tantas cosas planeadas para Paco para los próximos tres años. Quiero hacer una línea masculina en Paco Rabanne. Quiero hacer gafas, diferentes tipos de productos. Me encantaría hacerlos grandes y me encantaría hacerlos relevantes.

WSJ: ¿Qué te desvela por las noches?

Dossena: Muchas cosas. Me preocupa que no tengo tiempo suficiente para concentrarme porque soy un tipo lento. Me preocupa que nos sumerjamos en algo que nos tomará todo el año como un superbolso, un supercalzado deportivo que todo el mundo está comprando y no otra cosa. Ya sabes, ser monoproducto. Pero al mismo tiempo me encanta donde estoy. Tengo una página en blanco y eso me ofrece mucha libertad. Así que cada vez que me preocupo, digo: "Me encanta mi vida, me encanta mi vida, me encanta mi vida".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.