El rojo fiscal se multiplicó 17 veces

Siguió la inyección de pesos que crea presiones inflacionaria y cambiarias
Siguió la inyección de pesos que crea presiones inflacionaria y cambiarias
Jorge Oviedo
(0)
29 de julio de 2015  

En junio último los gastos del sector público nacional volvieron a crecer mucho más que la recaudación. Los ingresos lo hicieron al 28,7% en el primer semestre respecto del mismo período de 2014. Pero los gastos totales aumentaron 37%, con fuertes diferencias según las jurisdicciones.

Antes del pago de la deuda pública hubo un rojo de 42.612 millones de pesos. La previsión presupuestaria era un superávit de 37.388 millones de pesos. Si se incluyen los pagos de la deuda el déficit acumulado en los primeros seis meses llegó a 91.260 millones de pesos, casi el doble de lo inicialmente presupuestado.

Sólo el resultado operativo de la Administración Nacional arrojó un rojo 1604,5% mayor que en el primer semestre de 2014 en que alcanzó sólo 2500 millones de pesos.

Mucho peor

Un informe de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) señaló que "si bien los recursos tributarios y las contribuciones de la seguridad social crecen a un ritmo levemente superior a la meta proyectada para todo 2015, los gastos primarios y los intereses lo hacen a un ritmo mayor, de entre 20 y 27 puntos porcentuales por encima de lo proyectado originalmente en el presupuesto. Algunos con probable destino electoral. El subsidio al consumo residencial de gas licuado por parte de hogares de bajos recursos más que se triplicó y trepó 227%; se trata del Programa Hogar, que suplió a Garrafa para Todos.

Un caso particular es el de Aerolíneas, que recibió 200 millones de pesos menos para inversiones, pero 772 millones de pesos más (49%) para cubrir el déficit operativo.

AySA tuvo transferencias para gastos de funcionamiento, que resultaron dos por ciento inferiores a los primeros seis meses del año último. Pero, en cambio, al sistema de Radio y Televisión Argentina SE le entregaron 35% más.

A la controvertida Enarsa le aumentaron 67% los subsidios para inversiones para centrales termoeléctricas y el Gasoducto del Noreste. Pero se redujeron los montos en importación de combustible y subsidio a los consumos.

Otra mimada de la política oficial como Arsat obtuvo 910 millones, es decir, 35% por encima de un año atrás. En tanto, Nucleoeléctrica SA, que se encarga de las obras para extender la vida útil de la central de Embalse y de Atucha I, rebautizada Juan Perón, tuvo un recorte de 30% respecto de lo percibido de enero a junio de 2014. El informe no lo especifica. Probablemente la disminución se debió a la finalización de obras de la central Atucha II, rebautizada Néstor Kirchner.

En el sector transporte los subsidios para inversiones aumentaron 116% en el caso de los trenes.

Yacimientos Carboníferos Río Turbio, situada en Santa Cruz, también recibió más del doble por asistencia para equipamientos que en los primeros seis meses de 2014.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.