El ruido pegó en la nueva deuda

El malestar por los rumores hizo subir el precio de los Bontes
El malestar por los rumores hizo subir el precio de los Bontes
(0)
23 de agosto de 2000  

El Gobierno colocó ayer deuda por más de 1200 millones de dólares en dos operaciones locales e internacionales, que incluyeron renovación de Letras del Tesoro (Letes), la reapertura de dos Bonos del Tesoro (Bontes) a tres y cinco años y la emisión de un bono en yenes en el mercado nipón.

La licitación local, realizada una vez conocida la determinación de la Fed, mostró que los inversores le comenzaron a facturar al Gobierno el enrarecido clima político y económico que se vive. El dato más claro lo entregó la reapertura por 200 millones de cada Bonte: los títulos se encarecieron entre un 2,1 y un 4,3% respecto de los valores a los que se colocaron en el mes anterior.

Para el Bonte 2003, la tasa de corte se estableció en 11,92% anual, lo que representa un alza con relación al 11,42% en julio. Para el 2005, la tasa de corte trepó a 12,48%, desde el 12,23% precedente. Ambos valores son, además, más altos que los de febrero (fueron del 11,77 y 12,27% entonces), cuando comenzó la emisión por tramos de estos títulos.

Pero la operación de Letes a 91 días de plazo demostró que el mal humor no golpeó sin embargo las inversiones a corto plazo. De hecho, la nueva Lete fue colocada al 7,54% anual, lo que un implica un sobreprecio sobre la londinense tasa Libor de 85 puntos básicos. Estos resultados fueron idénticos a los del 8 del actual.

El número total de ofertas por los tres instrumentos trepó a casi 3 mil millones, 4,5 veces más que lo emitido, lo que volvió a corroborar la abultada disponibilidad de fondos con que cuentan los bancos.

Otro bono samurái

Por la mañana, se cerró además la emisión de un nuevo bono a cinco años en el mercado japonés por 61.500 millones de yenes -equivalente a US$ 566,8-, con un rendimiento para el inversor del 4,85% anual. El spread con respecto a un bono similar de Estados Unidos fue de 524 puntos básicos, 66 pb menos que la emisión en la misma moneda realizada en junio. Con estos ingresos, el Tesoro tiene cubiertas sus necesidades financieras hasta inicios de noviembre, según explicaron en el Palacio de Hacienda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.