La presión sobre los sueldos. El salario es un puntal para el fisco