El salario femenino, protagonista en la fiesta del Oscar

La premiada Patricia Arquette pidió igualdad: “Aquí ganamos entre 25 y 30% menos que los hombres”
Paula Urien
(0)
1 de marzo de 2015  

Esta vez, el salario de las mujeres tomó un rol protagónico en la entrega de los Oscars, el domingo último, gracias al discurso de Patricia Arquette, en el momento de aceptar el premio a la mejor actriz de reparto. "Las mujeres hemos luchado por todos los derechos de otras personas. Es tiempo de que tengamos igualdad salarial e igualdad de derechos", dijo, provocando la ovación de Meryl Streep, Jennifer Lopez y Shirley MacLaine, entre otras superestrellas que parecieron haber vivido en carne propia la desventaja económica femenina ante el salario de los hombres.

Más tarde, Arquette se explayó y dijo que a medida que las mujeres iban cumpliendo años, menos dinero ganan. "El porcentaje más alto de chicos pobres viene de hogares monoparentales, cuya cabeza es una mujer. Es inexcusable que hablemos de los derechos de las mujeres, pero que no los tengamos en América."

A principios de 2014, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se había referido a una brecha de 77 centavos por dólar en materia salarial a favor de los hombres. Este gap del 23% implica, según la Casa Blanca, que las mujeres deben trabajar 68 días más que los hombres para percibir el mismo salario.

El tema trasciende fronteras. Por ejemplo, según el Sindicato Unión General de Trabajadores (UGT), en España, una mujer cobra un 30% menos que los hombres en el mismo puesto y debe trabajar 82 días más al año para cobrar lo mismo que su par masculino.

En la Argentina, según últimos datos del Ministerio de Trabajo de 2012, la brecha salarial en el empleo registrado es del 25,4%. En la industria es del 19,6%; en el comercio, 17,4%, y en servicios, 27,5 por ciento.

Sin embargo, un informe de Idelas-Uces de 2013 establece que según el Indec, a fines de 2012 los varones ganaban por mes, en un trabajo similar, más que el sexo opuesto: $ 3900 vs. $ 3000, es decir, un 30% más.

Pocas CEO

El tema salarial no es el único donde las mujeres pierden. Un informe de la OCDE consigna que tienen un 20% menos de posibilidades de obtener un empleo. Además, otro trabajo de la OIT del 12 de enero último demuestra que la mujer todavía tiene que superar obstáculos considerables para ocupar el cargo directivo máximo o integrar las juntas de administración de las empresas. "Cuanto mayor son las dimensiones de la empresa, más difícil será para la mujer ocupar el cargo de ejecutiva máxima. Menos del 5% de los directivos de las principales empresas del mundo son mujeres", explica el nuevo relevamiento.

Hay varios estudios que establecen las ventajas para las empresas de tener más ejecutivas en cargos directivos. Como consigna el informe de la OIT, la organización Catalyst (una ONG de Estados Unidos que estudia el lugar de la mujer en las empresas) demostró en 2011 que las empresas de Fortune 500 con más mujeres en la dirección eran más rentables que las demás. Sin embargo, la encuesta de la OIT define que el 87% de las juntas de las empresas están presididas por un hombre.

"Algunos especialistas califican el progreso como glacial y consideran que a menos que se adopten medidas, lograr la paridad en la cúspide podría llevar 100 o 200 años", declara la OIT.

Los principales obstáculos al avance de la mujer, según este organismo, son:

  • Las mujeres tienen más responsabilidades familiares que los hombres.
  • Los papeles que la sociedad atribuye a los hombres y las mujeres.
  • La cultura empresarial masculina.
  • Las mujeres tienen insuficiente experiencia empresarial general o en puestos directivos.
  • No se estimula a los hombres a pedir licencia relacionada con responsabilidades familiares.
  • La empresa carece de política y de programas igualitarios.
  • Hay estereotipos opuestos al interés de la mujer.
  • Falta de capacitación en técnicas de dirección.
  • Falta de soluciones de trabajo flexible.
  • No hay estrategias para conservar a las mujeres competentes.

Un camino sinuoso

"Ante una búsqueda, jamás una empresa me dijo como es mujer ofrezcamos menos", dice Alejandro Mascó, socio de la consultora Human Brand. "Habría que analizar qué pasa cuando hay una promoción dentro de una empresa, pero hoy veo que hay una evolución, y que la mujer tiene muchas herramientas para trabajar a la par, como por ejemplo el home office."

Por otro lado, desde Glue Consulting afirman que en las búsquedas ejecutivas, en 2014 sólo el 20% de las colocaciones fueron de mujeres y la mayoría de ellas para el área de RR.HH. "Por un lado hay una intención positiva de las empresas con respecto a la diversidad, que es un tema más amplio que sólo una cuestión de género", dice Daniel Iriarte, socio de Glue. "Pero cuando vas al campo de acción hay más hombres que mujeres en posiciones de alto nivel. Hasta ahora, la forma de trabajo no es compatible con la realidad de una profesional madre. La compañía no se adapta. Quedan en el camino mujeres muy talentosas, que buscan trabajo en proyectos personales o pymes o empresas familiares. No veo tanta diferencia salarial, como muchas menos mujeres en el rol ejecutivo", cierra.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.