El Salón Blanco, abarrotado de empresarios en la asunción

Tizado fue el más aplaudido, al jurar en Industria; asumieron Giorgi y Busso
Tizado fue el más aplaudido, al jurar en Industria; asumieron Giorgi y Busso
(0)
31 de agosto de 2000  

El Salón Blanco de la Casa Rosada fue colmado por empresarios. Más de 100 hombres de negocios y algunos funcionarios se presentaron ayer en la Casa de Gobierno para ver cómo el presidente Fernando de la Rúa nombraba a Javier Tizado como secretario de Industria y Comercio, a Débora Giorgi como secretaria de Energía y Minería, y a Guillermo Busso como secretario de la Pequeña y Mediana Empresa.

El acto de asunción fue la culminación de una movida que comenzó a ser analizada hace ya un mes. "Esperamos que los cambios ayuden a generar más confianza en la economía", dijo ayer De la Rúa tras firmar las actas de nombramiento. El Presidente se preocupó en elogiar a los secretarios salientes: Daniel Montamat, en Energía, y Guillermo Rozenwurcel, en Pyme. "Seguirán colaborando con el Gobierno", aclaró.

Entre los empresarios que asistieron a la asunción de Tizado se vio a Enrique Pescarmona (Impsa), Roberto Rocca y Sergi Einaudi (Techint), Carlos Leone (Acindar), Cristiano Rattazzi y Vincenzo Barello (Fiat), Francisco Codina (Ford), Alberto García Carmona (General Motors), Jorge Aguado (Sociedad Macri), Osvaldo Rial, José de Mendiguren y Alberto Alvarez Gaiani (Unión Industrial Argentina), Guillermo Gotelli (Alpargatas) y Roberto Baccanelli (Grupo RB).

Por el sector energético participaron Oscar Vicente (Perez Companc), David Beer (Shell), Tomás Hess (Esso), Hugo Martini (Repsol YPF), Philippe Boisseau (Total), Marcelo Martínez Mosquera (Pluspetrol). También estuvieron los mineros Julián Rooney (Bajo La Alumbrera), Walter Schmale (Cerro Vanguardia) y Jorge Fillol Casas (Geometales).

Tizado, ex directivo de Techint, fue el más aplaudido. Llegó acompañado de sus cinco hijas, su mujer y otros parientes, con quienes posó para una foto familiar delante del hogar del Salón Blanco.

Cuando se le preguntó a Tizado respecto de las críticas que recibió por parte de algunos sectores empresariales, respondió: "Mejor que me critiquen por las cosas que voy a hacer cuando las vaya haciendo, y no por lo que hice antes de asumir". Tizado comentó que él mismo fue quien se presentó ante la Oficina Anticorrupción para que le notificara cuáles serán sus limitaciones cuando tome medidas que afecten a empresas en las que actuó.

Enrique Pescarmona fue directo. "Tizado es una persona intelectualmente sólida. Y para negociar con Brasil hace falta un hombre de peso. Está el ejemplo de José Botafogo Gonçalves (embajador de Brasil para asuntos del Mercosur). Pasan los gobiernos y él sigue estando ahí, porque tiene mucho peso", dijo el empresario mendocino. "Además yo no estoy de acuerdo con quienes dicen que Tizado es proteccionista, porque viene de un grupo que se expandió a todo el mundo", agregó Pescarmona.

El titular de otro grupo industrial local apoyó el proyecto de compre nacional. "Es una buena medida, porque lo que se necesita es empleo. Además las empresas de servicios públicos escupen para arriba. Porque si se proveen de insumos sólo en el exterior, sube el desempleo en la Argentina. Y si sube el desempleo, la gente no consume los servicios que ellas mismas venden", definió el empresario.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.