El sector sintió el golpe de la recesión

Caída del 18 por ciento en afiliados
(0)
23 de diciembre de 2001  

La recesión económica no pasó de largo por el mercado de la medicina prepaga. "El sector en general tuvo una caída de alrededor del 18% en afiliados -explica Aufiero-. A nosotros, gracias a Dios, nos afectó menos por el target que tenemos (el nivel socioeconómico ABC1)."

Pero a pesar de esa ventaja, Medicus también sintió el peso de la crisis. "Empresas adheridas a nosotros, y no quiero dar nombres pero famosísimas, dieron de baja a 200 personas -agrega el empresario-. Y son 200 socios menos, recuperarlos uno a uno significa un enorme esfuerzo."

-¿Han tenido que modificar sus planes de inversión?

-No. Hay una política que ha permanecido inalterable en estos treinta años, en que hemos pasado crisis realmente espectaculares, y que vamos a mantener: una permanente reinversión de los ingresos, tanto en Medicus como en todos los sanatorios. Como Medicus, tenemos pensado reinvertir este año alrededor de US$ 4 millones. Compramos un terreno en Larrea y Paraguay, y ya estamos construyendo el primer y segundo subsuelo de un edificio corporativo exclusivo de nueve pisos para Medicus. Por otro lado, estamos inaugurando una agencia en Mendoza y en pocos días otra en Buenos Aires, en Arroyo y Esmeralda. Y a mitad del año que viene vamos a abrir otras en Ramos Mejía y Mar del Plata.

También seguimos con la construcción del hospital de Nordelta y calculo que va a estar funcionando a pleno en abril o mayo del próximo año. La inversión, con equipamiento incluido, supera los US$ 2 millones. Es un joint-venture entre el Otamendi y el Sanatorio Las Lomas de San Isidro, controlados por nosotros, pero no forma parte del balance de Medicus.

-¿Qué significa que Medicus esté manejada por médicos, como ustedes siempre destacan?

-Muchas cosas. En primer lugar, que la empresa no se haya comprado ni vendido nunca. Pese a todos los rumores que aparecen en los medios, Medicus no se vende. El 100% del capital es nacional, está en manos de médicos y está manejado por médicos. Nosotros conocemos perfectamente cuáles son las necesidades de nuestros asociados, estamos permanentemente actualizándonos de todos los adelantos que va teniendo la medicina. Y al tener una integración vertical y poder manejar nuestros propios hospitales podemos estar en una posición de avanzada, tanto en recursos humanos médicos (que mandamos a capacitar permanentemente) como en recursos tecnológicos. Eso es un sello de garantía que tiene el asociado de Medicus.

La empresa tampoco es de la idea de comprar carteras, sino de seguir invirtiendo en infraestructura. La cantidad de afiliados sí nos interesa, pero lo más importante para nosotros es crecer desde adentro hacia afuera. Es decir, incrementando la calidad de nuestras instalaciones y de nuestros servicios médicos. Y que eso haga que la gente nos distinga dentro del mercado y opte por nuestros servicios.

-¿Qué espacio buscaban ocupar cuando fundaron Medicus?

-Al introducirse la tecnología entre el médico y el paciente, la tradicional medicina privada como se cubría hasta ese entonces cada día se hacía más cara. Llegó un momento en que había que crear un sistema, una estructura solidaria con mucha gente que hiciera que los que estuvieran sanos en ese momento pagaran por los que estaban enfermos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.