El transporte depende cada vez más de los subsidios para funcionar

El sistema recibió transferencias diarias por $ 121 millones; los colectivos sólo recaudan el 35% del costo que tienen para prestar el servicio
El sistema recibió transferencias diarias por $ 121 millones; los colectivos sólo recaudan el 35% del costo que tienen para prestar el servicio
Diego Cabot
(0)
20 de enero de 2015  

Aquello que empezó en 2002 se ha convertido en un enorme y complejo sistema que cada vez necesita más dinero para funcionar. A poco más de 12 años de haberse implementado, el régimen de subsidios al transporte necesita cada vez más dinero para mantener el esquema de ayuda estatal.

En 2014, la cuenta habrá llegado, según previsiones oficiales, a 44.000 millones de pesos, lo que significa alrededor de 121 millones de pesos por cada día del año pasado. La suma, que no incluye las transferencias para gastos de capital (lo que el sector invierte), contiene todos los pagos que se hicieron para sostener el sistema de colectivos de corta, media y larga distancia, los ferrocarriles, parte del transporte fluvial y la estatizada Aerolíneas Argentinas.

Los colectivos y ómnibus se llevan gran parte del paquete, ya que la dependencia que tiene este servicio público del dinero fiscal cada vez se hace más importante. El año pasado, de acuerdo con números provisionales que dan vuelta por los escritorios del Ministerio del Interior y Transporte, los colectivos urbanos sólo recaudaron aproximadamente el 35% de lo que necesitan para mantener el servicio. Es decir, el restante 65% se cubrió con subsidios.

Desde las oficinas del ministro Florencio Randazzo hace años que intentan reducir esa proporción. Cuando se inició el descongelamiento de las tarifas, hace dos años, la idea de los colaboradores del pre- candidato presidencial era llevar esa ecuación a 50% de subsidios y 50% de recaudación propia.

Pero los costos subieron y la proporción cedió. Para este año la situación está peor. Hubo un incipiente intento de aumentar las tarifas. Las cuentas que hicieron los técnicos del ministerio daban que con un aumento salarial de entre 30 y 35% para los choferes, los subsidios deberían subir alrededor de 1000 millones de pesos adicionales por mes. Es decir, de los actuales 2500 millones de pesos que pesa el cheque con el que se subsidia a los colectivos mes tras mes se pasaría a otro de 3500 millones de pesos.

Sin embargo, la iniciativa no prosperó. Por ahora, consideran cerca de Randazzo, no habrá suba del boleto por lo que habrá que esperar cada vez más gasto fiscal. De acuerdo con datos oficiales, los colectivos que circulan por el Área Metropolitana deberían tener una tarifa de $ 9 por boleto para no depender del subsidio. Por ahora, el ingreso promedio por pasajero es de 2,80 pesos.

En 2014 hubo que cambiar las previsiones oficiales. Sucede que a principio del año pasado se esperaba que el sistema de colectivos tuviera más pasajeros que los que finalmente tuvo. Hay varias razones que llevaron a que se corten menos boletos. La primera tiene que ver con una menor actividad, mientras que la segunda se debe a la mejora de algunos ramales ferroviarios que torcieron las preferencias de la gente a la hora de transportarse.

Los ferrocarriles se llevan la otra gran porción de subsidios. Según las previsiones oficiales, para sostener el sistema se necesitaron alrededor de 22.000 millones de pesos. Sin embargo, no todo ese dinero provino de subsidios: alrededor de 10.500 millones de pesos se destinaron a inversión, ya que figuran como "transferencias de capital".

Finalmente, la otra gran parte de los subsidios terminan en las arcas de Aerolíneas Argentinas y Austral. De acuerdo con datos de la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP), en los primeros 11 meses del año pasado, el grupo de empresas que dirige Mariano Recalde recibió alrededor de 3421 millones de pesos. El monto significaba 91% del total de lo presupuestado a inicios de año y un aumento de 23% respecto del año anterior. Pero en el Ministerio del Interior y Transporte estiman algo más. De acuerdo con datos oficiales, Aerolíneas podría haber terminado el año con una necesidad de fondos cercana a los $ 5000 millones.

Actualmente, los gastos de transporte implican el 5,12% del total de gastos de la Administración Pública Nacional (APN) y el 1,52% del Producto Bruto Interno. En 2005, cuando se aceleraron las transferencias, el peso del gasto en transporte era de 2,83% del gasto de la APN.

Recaudaciones que no alcanzan

En 2014, el transporte consumió alrededor de 44.000 millones de pesos en subsidios

$ 8,95

Cada boleto

Es el costo que tendría el pasaje de los colectivos metropolitanos sin subsidios

Poca eficiencia

El cheque para el transporte de pasajeros es de $ 2600 millones por mes, pero el servicio no mejora

$ 3421

Transporte aéreo

Son los millones que recibió del fisco Aerolíneas Argentinas hasta noviembre

Aumento de tarifas

Pese a la suba en el precio de los billetes y a la baja del petróleo, la empresa tiene más gastos que ingresos

5,12%

Proporción

Es el porcentaje del gasto público que representa el sector transporte

Incremento

En 2005, cuando se aceleraron los gastos, la relación estaba en el 2,83% del total

Consultá el sitio de subsidios a colectivos de LA NACION

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.