Adicciones dentro de la organización

Algunas empresas tienen programas internos de prevención y rehabilitación para combatir el abuso de drogas o alcohol
(0)
31 de octubre de 2000  

Ausentismo o llegadas tarde frecuentes, pérdida de la memoria, accidentes que podrían haberse evitado, conductas violentas con los compañeros de trabajo o el supervisor. El abuso de drogas o alcohol origina conflictos en la salud de las personas y el ámbito que lo rodea. Cuando esta enfermedad llega a los puestos de trabajo, se sufren serios riesgos de seguridad, además de las pérdidas económicas que genera.

Las estadísticas muestran que, en compensaciones médicas y laborales, los empleados adictos cuestan a sus empleadores el doble. En términos económicos, los Estados Unidos pierden entre 33.000 y 68.000 millones de dólares anuales solamente por el abuso de alcohol.

Alberto Tallón, fundador del grupo de autoayuda Narcóticos Anónimos (4342-5464) y director general del centro de recuperación para adictos Casa de Medio Camino (0-800-999-2696), explica que más allá de las cifras, "algunas empresas comprenden que no es sólo un problema de costos, también es un acto humanitario". El empleado reconoce la ayuda que le están brindando, la posibilidad de recuperarse y no ser despedido. A partir de entonces, se siente respaldado por la empresa, mejora su rendimiento y puede ayudar a otros".

La Casa de Medio Camino cuenta con dos lugares de internación y brinda asesoramiento a las empresas. "El adicto tiene una serie de conductas en su trabajo que ayudan a darse cuenta de que padece una enfermedad -dice Tallón-. Normalmente son los supervisores los que tienen que estar capacitados para reconocer los síntomas. Después, con total privacidad, se lo deriva al cuerpo médico. Incluso en algunos países, como Brasil y los Estados Unidos, se armaron grupos de autoayuda anónimos dentro de las fábricas y cada empleado puede concurrir si quiere".

Con respecto al tratamiento y la posible curación, el director opina que "lo más difícil es romper los mecanismos de defensa, la negación que tiene la persona por temor a ser despedido. Cuando comprende que puede recibir ayuda, los resultados son muy positivos. También se invita a la familia, que sufre por esta enfermedad, pero que, en algunas ocasiones, los encubren para protegerlos".

Planes de las compañías

Ford Argentina SA es consciente de que las adicciones -en sus distintos grados o diversidades- no sólo causan daño a una persona, sino que también comprometen seriamente su trabajo y crean problemas psicosociales de difícil solución. "La compañía optó, desde 1997, por involucrarse en forma activa en el problema y brindar ayuda a quien lo desee", dice el doctor Hugo J. Salgueiro, gerente de Salud de la empresa.

En principio, organizó un programa que reúne las pautas para pronosticar el problema, capacitar y buscar una solución por medio de un plan terapéutico. "El entrenamiento del personal es de suma importancia. Se informa por medio de boletines, imágenes en el circuito interno de televisión y seminarios durante la jornada laboral."

Las pruebas de indicadores en el examen de ingreso también entran dentro del programa. "No solamente diagnosticamos a los postulantes, sino que también evaluamos al 50% del personal asignado a tareas especiales, como trabajo en altura o manejo de vehículos especiales, y al 10% de los empleados de cualquier sector", concluye el especialista.

Otras compañías toman precauciones en el momento de incorporar personal. Lourdes Mitchell, directora de Recursos Humanos de Metropolitan Life, dice que "se realiza un examen preocupacional en todos los casos. Por medio de él, se diagnostican diferentes tipos de anomalías que nos sirven para evitar el ingreso de personas que no reúnan el perfil de salud y bienestar deseado. Contamos,además, con un programa llamado Tu salud es importante , en el cual profesionales del tema dan charlas sobre aspectos que afectan la salud y el bienestar del colaborador. Lo importante es conocer a la persona: saber qué siente, qué piensa y cómo actúa es fundamental".

Desde el ministerio

Según estudios de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha Contra el Narcotráfico (Sedronar, 0800-222-1133), "la Argentina, al igual que otros países, suele adoptar una postura sancionadora, lo cual genera la expulsión del adicto".

La Organización Internacional del Trabajo (OIT), por su parte, posee normas que establecen que los adictos son personas enfermas y que, como tales, no deben ser discriminadas y, menos aún, despedidas.

Causas posibles



Existen diferentes factores que pueden predisponer a una persona a utilizar drogas en el ámbito laboral:

  • Falta de seguridad.

  • Malas relaciones entre directivos y empleados.

  • Escasa perspectivas de progreso.

  • Tareas peligrosas.

  • Exigencias inadecuadas.

  • Factores ambientales.

  • Trabajo que exige alta movilidad y crea separación de la familia.

  • Fácil acceso a las sustancias en el trabajo.
  • MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.