Altos niveles de discriminación

Muchos puestos están vedados a candidatos de grupos étnicos minoritarios
Muchos puestos están vedados a candidatos de grupos étnicos minoritarios
(0)
28 de marzo de 2000  

GINEBRA (OIT).- Los trabajadores inmigrantes y sus familias se enfrentan a importantes obstáculos para conseguir empleo: tal es la conclusión de un informe publicado por la OIT, que descubre "significativos y preocupantes niveles de discriminación en el acceso al empleo" en Europa occidental y en otras partes del mundo industrializado.

Análisis realizados en países de Europa occidental revelaron que un tercio, como mínimo, de los puestos vacantes están de hecho vedados a los candidatos de grupos étnicos minoritarios, como resultado de prácticas discriminatorias en el proceso de selección.

Según el informe, por lo menos una de cada tres solicitudes de trabajo presentadas por candidatos inmigrantes o de minorías étnicas choca contra criterios discriminatorios.

La discriminación es más severa en el inicio del proceso de selección, donde a numerosos aspirantes a pasar una prueba (típicamente jóvenes varones con un apellido revelador de su origen extranjero) se les niega la posibilidad de presentar siquiera sus antecedentes a los posibles empleadores. Según los estudios, más de la mitad de los candidatos de grupos minotarios no logran pasar esta primera etapa.

En un segundo momento del proceso de selección, en el que los candidatos presentan sus currículum para obtener una entrevista, se encuentran menos pruebas de discriminación. Y todavía menos en la tercera etapa, al acceder realmente a la entrevista.

En desventaja

La discriminación, observa la OIT, es particularmente elevada en los sectores de servicios, en especial en aquellos ramos en los que resulta esencial el contacto con los clientes. Y no duda en calificar esta tendencia como "extremadamente preocupante", puesto que los servicios constituyen precisamente el sector en que es más fuerte el crecimiento del empleo.

Dado que los trabajadores migrantes y de grupos minoritarios tienden a concentrarse en los sectores industriales tradicionales, en los que hoy se dan con mayor intensidad los procesos de reducción de planteles, corren a la vez el riesgo de sufrir la pérdida de sus trabajos y una movilidad muy limitada.

En la mayoría de los países, los inmigrantes y sus descendientes padecen tasas de desempleo desproporcionadamente más altas que las de los nacidos en el país. Si bien hay factores, como el insuficiente dominio de la lengua o las deficiencias de formación, que explicarían niveles de desempleo más elevados en la primera generación inmigrante, es probable que, para las siguientes generaciones, la discriminación a la hora de acceder al trabajo sea un factor importante de esas tasas más altas de desocupación.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.