Antes de las primarias, las expectativas de contratación mostraban una leve mejora

Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
Manpower estimó que las perspectivas de generación de empleo reflejaban un alza marginal para el cuarto trimestre, pese a que el amesetamiento seguía predominando
Francisco Jueguen
(0)
10 de septiembre de 2019  

Como en los mercados financieros días antes de las primarias de agosto pasado, las expectativas también parecen ahora haber torcido su curso debido a la incertidumbre política, pero esta vez, en el más aletargado mundo del trabajo.

Antes de las PASO, las empresas privadas mostraban una mejora marginal en las expectativas de contratación de trabajadores para el último trimestre del año, pese a que el estancamiento seguía siendo el signo predominante.

Con el resultado electoral, según los especialistas, las empresas privadas -en la economía real- no sobreactuaron como los mercados financieros, pero sí tienen frente a sí un escenario algo más incierto que puede provocar la postergación de las pocas decisiones que venían tomando relacionadas con los cambios en sus plantillas laborales.

Tal escenario se desprende de la habitual Encuesta de Expectativas de Empleo (ENE) que elabora ManpowerGroup, en este caso para el cuarto trimestre. Según este relevamiento entre 800 compañías, los resultados muestran una ENE para este período de +3%, lo que implica una mejora de dos puntos con relación al trimestre pasado y de un punto con el mismo período de 2018. Más precisamente, de las empresas argentinas encuestadas por la consultora especializada en el mercado laboral, el 82% no esperaba realizar cambios en sus dotaciones, el 4% no sabía si los realizaría, el 8% planeaba aumentar sus nóminas y el 6%, achicarlas.

"Si hablamos de expectativas, la diferencia [de puntos entre los candidatos presidenciales] generó mucha sorpresa en el mundo económico", afirmó a LA NACION Fernando Podestá, vicepresidente de ManpowerGroup Argentina. "Hoy hay una mayor sensación de incertidumbre acerca de lo que haría el próximo gobierno, y esto continuará hasta que se lo vea tomando decisiones. Pero en las organizaciones no están haciendo algo distinto. Sí están más expectantes", explicó el experto.

"La economía real no hace cambios bruscos. Son otros los tiempos. No se puede cambiar el plan estratégico de una organización", esgrimió cuando se lo consultó sobre el futuro y el cimbronazo financiero que se vivió en el país. "Sí pueden posponerse algunas incorporaciones, pero no se cambia toda la empresa de un día para el otro. Hoy las empresas están atentas a cómo va a evolucionar principalmente la economía real", agregó Podestá sobre el futuro más cercano.

La situación del empleo distaba de ser buena en junio. Con respecto a mayo de 2019, la variación desestacionalizada del total de trabajadores registrados había sido de 0%. Con relación a un año atrás, ese mes hubo 148.500 trabajadores registrados menos (-1,7%), según los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA). En el primer trimestre, la tasa de desocupación era de 10,1%, según el Indec. Un punto más que un año atrás.

Según la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) del Ministerio de Producción y Trabajo, las expectativas de contratación para los próximos tres meses (tercer trimestre) habían vuelto a ser negativas en julio (-0,9%). El 90,9% de las empresas no anticipaban cambios en su dotación, un signo de estancamiento. Pero fue un resultado relevado antes del que obtuvo ManpowerGroup para el cuarto trimestre (la encuesta se hizo entre el 17 y el 30 de julio pasado).

"Las PASO profundizaron algunas tendencias y características del mercado laboral de 2019", afirmó a LA NACION Matías Ghidini, gerente general de la consultora de recursos humanos Ghidinirodil. Entre esos fenómenos citó un mercado laboral de nicho, solo demanda de perfiles puntuales, deseos de irse a trabajar a otro país, regreso de los ejecutivos corporativos del sector público al sector privado y segundo año de pérdida de salarios.

"Las rotaciones se daban cada vez menos en el mundo profesional y ejecutivo por el nivel de incertidumbre que existía en el mercado. Esto pasaba antes de las PASO y luego esa tendencia se acentuó", dijo Alejandro Masco, socio de la consultora MR Partners.

Según ManpowerGroup, las intenciones de contratación más significativas se registraban en la Patagonia, con +8%, seguida por Cuyo, con +5%; AMBA, con +3%, y región Pampeana, con +1%. Por otro lado, las ENE más débiles se reportan en las regiones del Noreste (NEA) y Noroeste (NOA), ambas con -1%. Por sectores, Finanzas había reportado los resultados más fuertes, con una ENE de +13%. Transporte & Servicios Públicos había sumado +8%, seguido de Comercio y Agricultura, ambos con una ENE de +6%. El sector de Servicios y el de Administración Pública y Educación habían pronosticado una expectativa de +2%.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.