Suscriptor digital

Cambia el trabajo periodístico

(0)
21 de marzo de 2000  

GINEBRA (OIT).- La revolución on line en los medios de comunicación y la industria del ocio están cambiando el modo de trabajo de los periodistas.

Según los resultados de un informe elaborado por la OIT, la tecnología de la información y las comunicaciones está equilibrando la balanza entre personal fijo y freelance en las redacciones. Además, el informe muestra que el periodismo está proporcionando cada vez más oportunidades profesionales a las mujeres, que se encuentran entre los primeros beneficiarios del auge de un nuevo mercado de trabajo en los medios de comunicación.

En el Reino Unido, según el informe, "hay más mujeres periodistas que nunca". En España, a pesar de que se registró un descenso en la fuerza laboral en los diarios de un 15% entre 1992 y 1994, "el porcentaje de personal dedicado a la redacción ha subido de 37 a 46% y la proporción de mujeres aumentó de 27 a 29,5 por ciento".

Riesgos y oportunidades

El exceso de información parece haberse convertido en un riesgo profesional para los periodistas a tiempo completo y el correo electrónico es el principal culpable, dada la gran cantidad de mensajes que se reciben en los buzones electrónicos y el flujo constante de datos, comunicados de prensa, publicaciones en la Red, informes internos y cartas de lectores.

El informe señala, además, que la inmensa mayoría de los periodistas en los países industrializados tiene acceso a Internet, un medio que apenas existía hace una década.

A pesar de que el crecimiento de Internet y la proliferación de herramientas de información y comunicaciones elimina muchos puestos de trabajo tradicionales en los medios y cambia la estructura de los restantes, se registra una creciente demanda de trabajadores que puedan aportar conocimientos en contenidos para un mayor número de formatos técnicos.

El empleo en los medios impresos está en franco declive. "La tecnología ha eliminado muchos puestos de trabajo en los periódicos durante los últimos 25 años, en su mayor parte en tipografía y en trabajos administrativos." Los empleados mayores en trabajos tradicionales (tipografía, composición) son los más afectados por la pérdida de empleo, y los puestos de trabajo que han quedado se han visto desdibujados, ya que la tecnología altera las rutinas establecidas.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?