Crecen las dueñas de empresas

Según un estudio, el número de mujeres entrepreneurs aumentó en todo el mundo
(0)
31 de octubre de 2000  

En los últimos años las mujeres cobraron un papel protagónico en el mundo laboral, no sólo en lo que se refiere al acceso a empleos y posiciones que antes les estaban vedados, sino también como entrepreneurs.

Así lo demuestra un estudio realizado por la National Foundation for Women Business Owners ( http://www.nfwbo.org ), organización norteamericana sin fines de lucro que es la principal fuente de información de las mujeres empresarias en todo el mundo.

Según el informe, que cuenta también con datos proporcionados por Working Women ( http://www.workingwomen.com ), asociación que agrupa a mujeres empresarias, con sede en California, existen en los Estados Unidos más de 9 millones de entrepreneurs de sexo femenino.

Esta cifra significa un incremento del 103% desde 1987 y representa el 38% de las compañías norteamericanas, proporción que supera a la media mundial, que oscila entre el 25 y el 33 por ciento.

Sólo en los Estados Unidos, las empresas pertenecientes a mujeres emplean 27 millones y medio de trabajadores y generan más de 3,6 billones de dólares al año.

En el resto del mundo, las empresarias poseen casas centrales en 22 países, generan 139 billones de dólares anuales y le dan trabajo a 150 mil personas, con un promedio de 1000 empleados por compañía.

Características globales

La razón que impulsa a las mujeres a poner su propio negocio es una fuerte motivación personal, mezclada con una importante cuota de frustración por experiencias laborales anteriores.

Según el informe, las empresarias están más predispuestas que los hombres a empezar de nuevo luego de un fracaso laboral porque superan con mayor facilidad el impacto inicial y aprovechan mejor las oportunidades para materializar ideas.

El 51% de las mujeres comenzó el negocio por su cuenta, el 46 lo heredó y sólo el 3 por ciento lo compró, lo que demuestra un importante impulso emprendedor. Además, las empresarias tienen mayor predisposición para continuar en el negocio por más tiempo que sus pares masculinos.

El 73% de las dueñas de empresas tiene título universitario. La mitad está casada, el 25% es viuda, el 19 divorciada y el 6 por ciento nunca contrajo matrimonio. La mayoría supera los 55 años.

Entre las industrias preferidas se encuentran la manufactura (27%), el comercio (25%) y los servicios (18%). En los últimos años, el transporte, las comunicaciones y la agroindustria fueron las áreas que experimentaron mayor crecimiento. La construcción, sector históricamente relacionado con los hombres rudos y fornidos, también empezó a teñirse de un suave aroma femenino.

El acceso al crédito bancario es uno de los aspectos donde todavía se advierte cierta cuota de discriminación sexual. Las empresarias tienen menor promedio de aprobación de préstamos que sus colegas hombres. Entre las mujeres, las de raza negra tienen menos posibilidades de obtener la ayuda financiera.

En cuanto a la toma de decisiones, las empresarias buscan mayor asesoramiento externo que sus pares de traje gris y portafolio oscuro. Además, ponen más énfasis en la calidad del producto ofrecido, el servicio y la atención al cliente.

Presencia latina

Según el informe, uno de los grupos étnicos que experimentó mayor crecimiento dentro del territorio norteamericano es el de las empresarias latinas. Hay más de 382.000 firmas pertenecientes a mujeres de origen hispano, lo que representa una fuerza económica en franco crecimiento.

Las dos terceras partes nacieron en los Estados Unidos, mientras que el resto son inmigrantes que vivieron en el país un promedio de 30 años. La primera y segunda generación provienen de México (46%), Cuba (17%), América de Sur (14%), el Caribe (9%) y América Central (8 por ciento).

A diferencia del resto, estas mujeres se volcaron a negocios orientados hacia el turismo, como hoteles, bares y restaurantes. La mayoría utiliza su lengua materna e inglés en sus actividades comerciales y no siente que su origen sea un problema, muy por el contrario, el 64% opina que su herencia cultural es un patrimonio muy ventajoso.

Las destacadas The National Foundation for Women Business Owners (Nfwbo) reconoce a Amalia Lacroze de Fortabat y a Ernestina Herrera de Noble como las empresarias argentinas más destacadas.

El ranking, compuesto por 70 nombres, lo encabeza Estados Unidos, con 19. Le siguen el Reino Unido y Japón, con cuatro, y Brasil y Hong Kong, con tres.

Entre las empresarias más conocidas figuran la inglesa Anita Roddick (The Body Shop) y la norteamericana Donna Karan (Donna Karan Inc.).

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.