Sector privado. Desde diciembre se perdieron casi 107.000 empleos formales