Empleados que se adaptan a todos los puestos de la oficina

Las compañías promueven que su personal se desempeñe en distintas áreas
(0)
11 de diciembre de 2001  

Mariela Sorrentino es licenciada en Relaciones Públicas. A los 22 años, ingresó en el servicio de informaciones 110 de Telefónica. Luego, fue asistente del gerente general de la empresa; más tarde, secretaria en el área de Customers Service. Hoy, se desempeña como secretaria en el departamento de Relaciones Instituciones de la compañía. Cuatro puestos diferentes en seis años.

La estructura empresarial ha cambiado a tal punto que, constantemente, se amplían las funciones laborales, las responsabilidades y se combinan puestos de trabajo. En otras palabras, la rotación laboral se convierte en la nueva filosofía empresarial.

En la actualidad, no son pocas las compañías que, ante el ingreso de personal, exigen la rotación de los empleados por ciertas áreas en un determinado lapso. En Teléfonica, por ejemplo, previamente al ingreso de Jóvenes Profesionales en el área designada, se exige una estada, que oscila entre dos semanas y un mes, por diversos sectores.

"La rotación descentraliza el conocimiento, con lo cual nadie es indispensable. Siempre habrá alguien capaz de realizar el trabajo de otro. El hecho de tener empleados polifuncionales genera mayor flexibilidad en la organización. Pero, sin duda, también el personal se beneficia en cuanto a un crecimiento de conocimiento", afirma Omar Suárez, jefe de Empleos del Servicio Compartidos de Telefónica Argentina.

Sin embargo, rotación no implica promoción. "La promoción significa ascenso en el organigrama de la empresa. El empleado asume una mayor responsabilidad y, a veces, hasta mejoras salariales. En cambio, la rotación supone movimientos de tipo horizontal por diversas áreas, aunque siempre en un mismo nivel", agrega Lilián Barsamián, asesora de la consultora Agora Selección.

Por lo general, la rotación suele darse en las áreas más operativas sujetas a cambios tecnológicos y a la incorporación de nuevos servicios. Es frecuente encontrar un índice elevado de rotación laboral en las tareas más rutinarias, mecanizadas y menos complejas como la atención telefónica y todo tipo de servicio al cliente.

Los programas de Shell

"Un nuevo proyecto implica la novedad de un desafío", sintetiza Georgina Listre, gerente de Recursos Humanos de Shell Capsa. En el caso de esta compañía, la rotación se encuentra enmarcada por dos programas: Carrera Abierta y Competencia. El primero consiste en la publicación de puestos vacantes por0 cubrir en la empresa. A partir de allí, cualquier empleado que reúna las competencias demandadas por el puesto puede postularse para el mismo. De esta manera, se intenta brindar al empleado un rol importante en el desarrollo de su propia carrera profesional.

"Por otra parte -comenta Listre- el programa Competencias apunta a que, mediante encuentros con los supervisores, el empleado pueda contrastar sus propias aptitudes y competencias personales con aquellas requeridas para las diversas áreas y niveles de gestión."

Más motivados

La rotación tiende a motivar al empleado si existe una planificación previa; es impulsada desde el management, y siempre y cuando esté acompañada de una instancia de capacitación. En estos casos, el hecho de pasar por diversos puestos puede significar nuevos desafíos y, de este modo, poner punto final a la rutina.

Si bien la finalidad de la rotación debería apuntar al desarrollo de competencias individuales, por lo general termina ajustándose a las necesidades de la empresa ante los cambios bruscos del mercado. De este modo, sólo genera desgaste en el empleado. La motivación se diluye.

"Si hay un verdadero plan de carrera, la rotación puede considerarse como un crecimiento profesional por el desafío que implica asumir nuevas responsabilidades. Pero, frecuentemente, se pone en marcha con elz fin de cubrir vacantes a raíz de desvinculaciones o achicamiento de áreas", dice Marina Kalaidjian, asesora de Recursos Humanos de Agora Selección.

Ventaja en la busqueda

Los selectores de personal aseguran que una persona que ha rotado por diversas áreas cuenta con más posibilidades de ingresar en una compañía que alguien que ha permanecido años y años en un mismo puesto. No sólo por la adquisición de experiencia, sino por competencias como la adaptación a los cambios, el espíritu de equipo de trabajo, predisposición e inquietud.

Sin embargo, tampoco es bueno abusar de la rotación no sólo por el cuadro de stress que puede producir, sino también porque el empleado no logra asimilar el conocimiento requerido por el puesto. Según los especialistas, el mayor rendimiento en un determinado puesto se logra a partir del sexto mes.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.