Empleo: las expectativas de contratación para el primer trimestre de 2019, en su peor nivel en 12 años

Entre enero y marzo, el 11% de los consultados prevé despedir, mientras que el 8% dijo que aumentará su dotación, según Manpower; construcción e industria, los más golpeados
Entre enero y marzo, el 11% de los consultados prevé despedir, mientras que el 8% dijo que aumentará su dotación, según Manpower; construcción e industria, los más golpeados Crédito: Shutterstock
Francisco Jueguen
(0)
11 de diciembre de 2018  

La recesión que vive la economía comenzó a consolidar una degradación lenta del mercado laboral. Las expectativas de contratación de nuevos trabajadores para el primer trimestre de 2019 -un año en el que se elegirá nuevo presidente- no solo son negativas, sino que ya son las peores en doce años.

"¿Qué cambios espera en el nivel de empleo de su lugar de trabajo durante el trimestre que finaliza en marzo de 2019, en comparación con el trimestre actual?", preguntó la consultora especializada Manpower Group entre 802 empleadores privados del país. Vale una aclaración: la consulta se realizó durante octubre, mes caracterizado por ser el período en el que comenzó la estabilización de la corrida cambiaria que tuvo en vilo a la economía desde abril pasado.

El 77% de los consultados respondió que no hará cambios en su dotación. Sin embargo, un 11% dijo que su plantilla disminuirá, mientras un 8% la aumentará en el primer trimestre de 2019. Es por eso que la Expectativa Neta de Empleo es de -3%, y si se ajusta por estacionalidad -estimaron- da -4%. Según indicaron en Manpower Group, se trata del valor más bajo en los doce años que tiene la serie privada.

La contratación en 2019 tendría su peor nivel en 12 años

05:18
Video

En sintonía, las expectativas de contratación netas empresarias de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) entre 3000 compañías fueron en octubre de apenas +0,9% (para el último trimestre), mientras que en septiembre habían sido negativas por primera vez en -por lo menos- los últimos cinco años.

Otro indicador que demuestra que el mercado laboral sufre un momento de lento declive, sobre todo entre las grandes empresas, provino de PageGroup. La consultora informó la semana pasada que en 2018 siete de cada diez empresas no cumplirán con sus previsiones anuales, por lo que la incorporación de nuevos profesionales no se encuentra entre sus prioridades. En un documento, la firma especializada estimó que una de cada cinco empresas realizó despidos de personal este año. "El retiro voluntario fue una modalidad que creció de manera inusitada", describió, y agregó que "el 30% de los postulantes están actualmente sin trabajo".

Los empleadores del sector de la construcción son los que reflejan las perspectivas de contratación más débiles.
Los empleadores del sector de la construcción son los que reflejan las perspectivas de contratación más débiles.

Más allá de las expectativas a futuro, la actualidad ya puede proveer datos preocupantes. En septiembre, último dato del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), muestra una caída interanual de la cantidad de asalariados privados registrados por primera vez desde febrero de 2017. En un año hubo 35.600 empleados menos sin tener en cuenta el sector público ni los independientes.

"No esperábamos un dato tan negativo", se sorprendió Fernando Podestá, director nacional de operaciones de Manpower Argentina, en diálogo con LA NACION. "Es la primera expectativa negativa para un primer trimestre que tenemos en la serie", completó el experto.

La expectativa neta para ese período del año próximo muestra una baja de seis puntos porcentuales en comparación con el último trimestre de este año y de doce puntos con relación al primer trimestre de 2018.

Los empleadores del sector de la construcción son los que reflejan las perspectivas de contratación más débiles (-11%). Luego aparecen el sector de transportes y servicios públicos (-10%) y el de manufacturas (-5%). "El freno de la obra pública y el de la privada es lo que termina arrastrando a las demás industrias", analizó Podestá. "Por ejemplo, antes traccionaba al sector financiero con los créditos hipotecarios", dijo. "Pero además hay una baja del consumo en general por las elevadas tasas de inflación. Todos los sectores están afectados. Muchas empresas no contratan porque tienen sobrestock", explicó.

A diferencia de lo que ocurre en esos sectores, Agricultura y pesca espera un crecimiento de +4%, gracias a la mejora de la cosecha. Otro sector al que Podestá dijo que hay que observar es el minero, al que Vaca Muerta aportará mucho.

"No vemos bajas masivas. Hay suspensiones, adelantamiento de vacaciones y pocas incorporaciones. No hay un desplome del empleo, pero sí una consolidación de una tendencia negativa", agregó el experto, que aclaró que esta situación se da más en las grandes empresas, en las que hay más rotación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.