Tres jóvenes que enfrentaron mil batallas y encontraron el negocio de su vida

Tres participantes del concurso"Joven Empresario Argentino" cuentan sus historias
Paula Urien
(0)
26 de mayo de 2019  

¿Qué lleva a un emprendedor a "poner primera" y arrancar? ¿Qué lo motiva para superar barreras, temores, falta de fondos, errores o a empezar de nuevo una y otra vez? Muchas de estas preguntas fueron respondidas por 24 jóvenes emprendedores, uno por provincia, que se reunieron para participar de la elección del Joven Empresario Argentino, organizado por la rama juvenil de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), con la coordinación del diputado sanjuanino Eduardo Cáceres, en el auditorio del anexo de la Cámara de Diputados.

Una tarde llena de ideas, logros, relatos y también de distintas tonadas según iban pasando al escenario cada uno de los jóvenes para contar su historia. El "Joven Empresario Argentino" este año fue Mauro Tronelli, de 26 años, nacido en la provincia de Río Negro y creador de Edites Solutions. Recién recibido de ingeniero electrónico, diseñó una silla omnidireccional, que llamó Siruom. "Tiene la capacidad de moverse en cualquier dirección sobre un plano: hacia adelante, hacia atrás, a la izquierda o derecha, cualquiera de sus diagonales, girar sobre su propio eje y también combinar todos estos movimientos. Esto favorece a que la persona se pueda mover en ambientes reducidos, ya que requiere muchísimo menos espacio de maniobra que las sillas de ruedas convencionales", cuenta Mauro.

Omnidireccional. Mauro Tronelli, de Río Negro, ideó una silla que puede moverse en todas las direcciones; necesita menos margen de maniobra que las convencionales
Omnidireccional. Mauro Tronelli, de Río Negro, ideó una silla que puede moverse en todas las direcciones; necesita menos margen de maniobra que las convencionales

"Además, la silla de ruedas reconoce las aberturas y presionando un botón se centra para pasar por ella sin que haya ningún problema. Por otro lado, una silla de ruedas convencional necesita entre 1 metro 50 y 1 metro 80 para poder girar y Siruan hoy lo está haciendo en tan solo 90 centímetros"

El proyecto surgió de una idea que desarrolló en el secundario, con sus compañeros de la escuela técnica a la que asistía en Villa Regina, a 45 kilómetros, General Roca, "Cuando me fui a estudiar a Bahía Blanca, con una amigo que tuvo que estar por un tiempo en silla de ruedas, nos dimos cuenta de que el prototipo que pensaron en quinto año, que no tenía ninguna finalidad, podía servir para desarrollar una silla de ruedas", agrega.

Ahora necesita financiamiento, calcula que unos 50.000 dólares para poder seguir adelante con la producción. "Éste es un prototipo, pero la silla va a ser más chica y más liviana", comenta.

Deco post crisis 2001. Se fundieron pero volvieron al ruedo con Jazmeen Deco. Hoy, en familia, son los preferidos de los famosos
Deco post crisis 2001. Se fundieron pero volvieron al ruedo con Jazmeen Deco. Hoy, en familia, son los preferidos de los famosos

Se emociona cuando recuerda que su abuela, que murió hace poco, no quiso que le amputasen una pierna, y que la demora terminó costándole la vida a causa de una infección. "Ella sabía lo que significa desplazarse en una silla. Estás aislado y recluido, dejás de ser autónomo. Esto es lo que queremos mejorar, además de que las personas puedan acceder a lugares inaccesibles hasta el momento".

Retazos y 3D

Jazmín Garbini contó, casi al borde de las lágrimas, cómo se sufrió en familia el cierre del local de muebles de su padre durante la crisis de 2001. "Él tenía un comercio de sillones tapizados en la zona de San Fernando desde 1979, el año en que yo nací. Como cualquier familia de clase media, vivíamos de eso", dice una de las impulsoras de la exitosa empresa familiar Jazmeen Deco. "En esa época había que invertir en comprar rollos de tela. Ahora pedís por catálogo determinada cantidad de metros a un proveedor. Cuando fue la crisis de 2001-2002 se cortaron las ventas y todo se empezó a complicar. Yo había entrado a trabajar en Mercado Libre un mes después de sus comienzos, el 9/9/99, cuando me llamó mi mamá y me dijo: "venite, papá se fundió". Yo tenía 22 años".

Desde el norte. Emmanuel Inca creó en su empresa Axium una impresora 3D en La Quiaca. Hoy la exporta y está inmerso en un proyecto de vanguardia
Desde el norte. Emmanuel Inca creó en su empresa Axium una impresora 3D en La Quiaca. Hoy la exporta y está inmerso en un proyecto de vanguardia

"La situación era irremontable", continúa. "Tratamos de sobrevivir y empezamos a vender retazos de tela en un localcito que nos prestó una vecina. Revendíamos muebles de ferias americanas que tapizábamos con retazos de lo que había quedado". Un día pasó lo impensado. "Viene a comprarnos Coco Fernández (gerente de El Trece) un sillón para su casa. Al poco tiempo llama Cristina González la directora del canal. Viene al local y nos propone hacer el sillón de La Noche del 10, con Diego Maradona". De ahí, no pararon. Hoy tienen 600.000 seguidores en Instagram y en Facebook, y Jazmeen Deco es elegida por famosos como los Messi y muchos más. "Somos gente de trabajo que fue aprendiendo a los golpes, sobre la marcha. Tenemos más batallas que Napoleón", finaliza.

El caso de Emmanuel Inca, desde La Quiaca, también refleja una historia de superación. En una ciudad inmersa en La Puna norteña, que tiene acceso a Internet para sus pobladores tan solo hace 3 meses, logró crear una impresora 3D que vende en la Argentina pero que también exporta.

Pero desde La Quiaca va por más. A raíz de una enfermedad de su pequeño hijo, comenzó un proyecto de vanguardia para construir un esqueleto que se mueve por impulsos cerebrales. Tecnología de avanzada que dará que hablar.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.