Incorporar empleados talentosos es una tarea difícil, aún en momentos de crisis