Tendencia. La gente premia a las empresas solidarias