Las empresas sufren de stress

El agotamiento de los empleados afecta el rendimiento dentro de una compañía
El agotamiento de los empleados afecta el rendimiento dentro de una compañía
(0)
22 de enero de 2002  

A pesar de que lo común es escuchar hablar de personas que padecen de stress o ansiedad a causa de las presiones laborales, las empresas en las que estos individuos trabajan también terminan sufriendo las consecuencias de estos síntomas.

"Si bien lidiar con cierto grado de ansiedad es de esperar a la hora de concretar una tarea laboral dentro de una organización, cuando este estado anímico supera cierto nivel, empiezan a aparecer síntomas que tienen como consecuencia una baja en el rendimiento del empleado y, por ende, en la organización", sostiene Daniel Bogiazian, presidente y director del área psicológica de la Asociación Ayuda.

Estos malestares no afectan sólo a los empleados que ocupan puestos bajos, sino también han llegado a instalarse en los más altos cargos jerárquicos. "Desde hace tiempo y, particularmente en estos momentos de gran incertidumbre, vemos que este fenómeno afecta a todos los niveles, y especialmente se observa en los niveles medio y alto de decisión", afirma Bogiazian.

Paga la salud

Los síntomas que suelen causar estos malestares pueden ser leves pero, en algunos casos, la gravedad llega a ser extrema."Los trastornos asociados con el stress que se observan con mayor frecuencia van desde la ansiedad y depresión a corto plazo, fatiga crónica, insomnio, migrañas, úlceras estomacales, asma, abuso de fármacos y, a largo plazo, otros trastornos potenciales, como por ejemplo, enfermedades cardiovasculares, accidentes traumáticos u otras enfermedades graves", sostiene Bogiazian.

Todos estos síntomas hacen que las personas trasladen su malestar a la organización y sufran junto con ella las consecuencias. "La persona no tiene ganas de ir al trabajo, si va tiene miedo de no poder soportar el nivel de exigencia que va a haber allí, o también puede ocurrir que sienta una preocupación excesiva y no pueda sacarse de la cabeza los temas de trabajo; entonces, se va a su casa con todos estos problemas, no descansa bien, y cuando llega al empleo al día siguiente, está cansada antes de empezar", agrega el presidente de la Asociación Ayuda.

Muchos de los que sufren este tipo de enfermedades son los más destacados en sus puestos; cumplen con todas las exigencias, por más que eso les reste tiempo de descanso. "Este tipo de personas -continúa- suele tener una tendencia perfeccionista." Esto hace que para la compañía en la que se desempeñan, sea muy difícil poder detectar irregularidades en la salud de estos empleados y así poder ayudarlos.

Cómo solucionarlo

"En primera instancia la empresa lo que tiene que hacer es tomar conciencia de que dentro de su organización está pasando esto, porque si no se sigue exigiendo a personas que ya no están en condiciones de responder correctamente. Además -agrega-, se tiene que empezar a hablar de esta situación, porque si no se le está pidiendo a la persona que se maneje normalmente, en medio de una situación que no es normal", afirma.

Para poder solucionar esto dentro de la compañía hay distintos métodos. "Hay diferentes técnicas; una de ellas es la de relajación, que es utilizada por varias empresas; la de abandono del problema; de posposición del conflicto, que le permite a la persona si no puede resolver algo en ese momento, hacerlo más adelante. Otra de las técnicas es la de solución de los problemas, que consiste en desmenuzar el asunto, a tal punto que le resulte posible solucionarlo", concluye Bogiazian.

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.