En Estados Unidos. Los abogados que empiezan perciben honorarios más altos