Mundo freelancer: el desafío de liderar equipos en tiempos de trabajo remoto

Conducción - Nuevo modelo: Los colaboradores independientes son cada vez más frecuentes por elección o por obligación; qué hacen los líderes para mantenerlos motivados
Conducción - Nuevo modelo: Los colaboradores independientes son cada vez más frecuentes por elección o por obligación; qué hacen los líderes para mantenerlos motivados Crédito: Shutterstock
Sofía Terrile
(0)
26 de diciembre de 2018  

La gestión del talento en tiempos de freelancers incluye devoluciones vía audios de WhatsApp, invitaciones esporádicas a reuniones más distendidas y "mentoreo" virtual. Ser un líder a cargo de un equipo que trabaja de forma remota es cada vez más común, sobre todo en las áreas de comunicación, marketing, arte y desarrollo de software, donde las jornadas fuera de la oficina son más fáciles de implementar.

"Hoy los equipos de trabajo están compuestos por muchas personas diferentes. Hay una mezcla entre freelancers, gente de la propia empresa, pero que trabaja de forma remota por cuestiones de salud o empleados de home office puntual, entre otros. Por eso preferimos hablar de tipo de grupos como 'móviles', y son la nueva célula de las organizaciones", explica Maribel Cano Fernández, directora de Marketing para América Latina de Meta4, una compañía de desarrollos tecnológicos para la gestión de talento.

Con la incorporación cada vez mayor de tecnología en el trabajo, la cantidad de trabajadores freelance crecerá con los años. La tendencia ya empieza a dar sus primeras señales: en Estados Unidos, por ejemplo, un 42% de los millennials -los nacidos entre 1980 y 1995- trabaja de manera independiente contra el 38% que lo hacía en 2014, según el estudio Freelancing in America.

Selección actitudinal

Antes de gestionar el equipo freelance hay que armarlo. En este punto, Roby Sanvido, director de Newfield Consulting, da algunos consejos. En primer lugar, buscar una aptitud llamada "autonomía responsable", es decir, encontrar las señales de que esa persona que se está por tomar como colaboradora autónoma podrá trabajar sin que alguien la empuje todo el tiempo. Luego, si se llega a un acuerdo, ser muy claros a la hora de establecer las condiciones laborales: decirle al trabajador qué se espera de él a nivel conductas y actitud.

Miguel Capurro, director de Capital Humano de Randstad, añade que, a nivel perfiles, en búsquedas para colaboradores freelance es muy importante encontrar personas que hayan tenido previas experiencias como autónomas y también que puedan validar su expertise en herramientas que usa la compañía para la que van a trabajar. En ese sentido, dice Capurro, es preferible buscar profesionales con un cierto nivel de seniority, ya que los más jóvenes generalmente necesitan más mentoreo, que puede perderse con la distancia.

Por su parte, Cano Fernández recomienda centrarse en los valores: "Una persona que comparte tus valores, no importa si está cerca o no, se llega a comprometer muchísimo más con tu proyecto", apunta. Para evitar confusiones durante las jornadas laborales, es clave comunicar claramente la estrategia de la compañía más allá de las "órdenes" diarias.

"El colaborador freelance tiene que entender todo el contexto de la organización y cómo él o ella aporta valor en esa firma. En realidad, es importante practicar esta comunicación de objetivos con todo el equipo, ya que difícilmente hoy en día todos estén toda la jornada juntos", resume Cano Fernández. La especialista dice que es importante dar pautas sobre cómo y cuándo se van a comunicar el líder del equipo y los colaboradores freelance.

"Debe estar establecido desde el inicio si va a haber reuniones trimestrales o semanales, cómo se debe ir preparado a esa reunión y qué tipo de feedback van a recibir por canales digitales, entre otros puntos", señala. En un plano más práctico, agrega que las tecnologías colaborativas -aquellas que se pueden compartir entre usuarios- son grandes aliadas a la hora de gestionar equipos a distancia: por ejemplo, sirven para compartir la minuta de las reuniones del equipo presencial.

Otra manera simple de alinear "valores" y estrategias es invitar a esos colaboradores freelance a participar de reuniones más informales, señalan los especialistas. Cada vez más las compañías eligen invitar a sus trabajadores independientes a las fiestas de fin de año o a los encuentros after office para que los vínculos humanos se afiancen más.

Motivación

¿Se puede hablar de "retención" de talento freelance? Para los especialistas, sí: cuando se encuentra un colaborador que funciona, hay que cuidarlo. Por la rapidez con la que se mueven los proyectos, lo más común es que la comunicación entre el líder y sus colaboradores independientes sea vía WhatsApp u otro servicio de mensajería instantánea, más ágil que los correos electrónicos.

Ariel Jolo, gerente de marca empleadora de Medallia, una firma dedicada a crear software para experiencia del cliente, afirma que este tipo de comunicación a veces se convierte en un obstáculo: cuando él mismo trabaja con dos colaboradoras freelance, una diseñadora y una community manager encargada de las redes sociales de la compañía, ve que se pierden los matices de lo que les quiere decir por la propia inmediatez que exige el canal.

"A veces termino mandando un audio para poder dar un feedback más interesante, aunque no es tan práctico", dice. Subraya que debió pensar el tono con el que enviaba los comentarios a esas colaboradoras, y decidió que se comunicaría de manera "abierta y directa". "Al no tener charlas cara a cara, elegí ser muy asertivo y puntual con mis comentarios, pero sin herir", resalta.

Más allá del ida y venida diario necesario para concluir con un proyecto, los especialistas señalan que es interesante pautar instancias de devoluciones más generales sobre la forma de trabajar de los colaboradores freelance. Al no tener la posibilidad de contar con el "mentoreo" presencial, muchas veces ese feedback más amplio -e importante para mantener la motivación- se pierde. "A través de sus departamentos de Recursos Humanos, las compañías se tienen que asegurar de que eso suceda. Que no dependa solo de las decisiones del líder de equipo", recomienda Cano Fernández.

No obstante, la elección de un líder de colaboradores freelance no debe dejarse librado al azar. Las aptitudes más adecuadas para manejar este tipo de células tienen más que ver con lo soft -capacidad de escucha y empatía- que con los rasgos de personalidad más duros. Así lo resume Christian Mayer, fundador de la productora de eventos Magnética, una compañía que trabaja con profesionales independientes en cada proyecto: "Ante todo, es clave ser flexible y adecuarse a cada escenario. Lo más importante es tener confianza en las personas: conocerlas y sacar lo mejor de cada una".

  • Métodos modernos: La gestión del talento en tiempos de trabajo remoto incluye devoluciones vía audios de WhatsApp, la utilización de herramientas tecnológicas colaborativas para comunicar objetivos, "mentoreo" virtual e invitaciones esporádicas a reuniones más distendidas para alinear estrategias

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.