Pilar Nano: "La medicina en nuestro país está más complicada que en años anteriores"

Pilar María Nano
Pilar María Nano
Paula Urien
(0)
17 de marzo de 2019  

"Primero surge la vocación de ser médica antes que oftalmóloga. Cuando me recibí fui a un instituto en Milán dedicado a la neurología y allí estuve 8 meses. Sin embargo, finalmente me decidí por la oftalmología, algo que es muy gratificante porque se puede generar un cambio en la calidad de vida de los pacientes", dice Pilar Nano. Hija y nieta de oftalmólogos, con su madre pediatra, la medicina siempre estuvo y está cerca. Como parte del staff Instituto de Ojos de su padre, Hugo Daniel Nano, donde también trabaja su hermano Hugo Diego, los encuentros familiares no laborales terminan siendo de interconsulta, confiesa.

"Es un mandato fuerte no solo tener la misma profesión, sino el hecho de haberme autoimpuesto ser tan buena como ellos y hasta mejor si se puede, por ser mujer y cirujana. Es un mundo de hombres todavía, pero eso me resultó un incentivo para formarme. En el plano quirúrgico, sobre todo acá en la Argentina hay algunos preconceptos. Hay que romper barreras, pero eso se va logrando con el trabajo. De todas maneras hay algo que está cambiando. Hoy una de las mejores cirujanas de cataratas del mundo es mujer, de Singapur", opina. A los 36 años ya cuenta con un extenso CV que habla de una carrera de medicina con diploma de honor, posgrados en Florida, Nueva York y en la India; formación oftalmológica en el Instituto de Ojos Dr. Hugo Daniel Nano, su padre, pero también en Boston y en Milán entre otros destinos; la participación en decenas de congresos y una cantidad de trabajos publicados.

Antes de tener a sus hijas viajó durante 4 años seguidos a la India con una organización parecida a Médicos Sin Fronteras, Ascrs Foundation (American Society of Cataract and Refractive Surgery), para ayudar a través de cirugía a pacientes en situación extrema. En la Argentina, lleva adelante acciones similares. "Acá tenemos casi las mismas necesidades", dice. "Por eso lleva adelante múltiples acciones humanitarias, entre ellas, la revisión y tratamiento (incluyendo cirugías) todos los años junto a su padre de la vista de chicos de una escuela rural en Entre Ríos.

Cómo estamos

Antes "había más posibilidades de tratar a los pacientes sin tantos impedimentos"

"Creo que la medicina en nuestro país está más complicada que en años anteriores. Cuando se formó mi papá la profesión era mucho más valorada, el tema de las obras sociales no estaba tan explotado. Había más posibilidades de tratar el paciente sin tantos impedimentos. Hoy por el sistema de salud tanto público como privado hay limitaciones a la hora de los insumos, de la técnica quirúrgica. Hay limitaciones entre lo que le ofrecés al paciente y la obra social o lo que el Estado quiere o puede dar. Por ejemplo, si hay un lente intraocular excelente, te dicen: "No, ponele el más básico, porque eso es lo que podemos costear. Eso no está tan bien. La OMS está trabajando para que todos los pacientes tengan el derecho a insumos de calidad y de avanzada. Si hoy existe la tecnología para hacer una incisión pequeña, ¿por qué vamos a hacer una incisión grande o usar lentes antiguos y no modernos? Esto pasa en varias especialidades en este país".

Cuidar los ojos en el trabajo

"Después de una hora y media de computadora, hay que cerrarlos ojos durante 2 minutos"

El síndrome de visión informática o computer visual syndrome es una consecuencia de la exposición prolongada a pantallas luminosas a una distancia reducida. Es la causa de la visión borrosa, fatiga e irritación ocular, dolor de cuello, sensibilidad a la luz, sequedad, visión doble, mareos y cefaleas. "Datos del Instituto Nacional de Salud y Seguridad Laboral de los Estados Unidos informan que cerca del 90% de las personas que usan computadoras durante 3 o más horas pueden desarrollar este síndrome. Provoca ojos secos, migrañas, problemas en las cervicales. Así fue como en empresas como Google se estableció que después de una hora y media hay que cerrar los ojos y solo con eso se ayuda mucho".

¿Sus recomendaciones? Descansar la vista después de usar la computadora durante una hora; mantener la distancia: 2 metros de las televisiones, 60 centímetros de tablets, celulares y computadoras. Además, pestañear. "También usar lagrimas artificiales para que no se seque la cornea y anteojos adecuados, usar buena luz y cuidar la postura". Sugiere a los adultos menos de 7 horas por día frente a las pantallas por día, con descansos. Con respecto a los celulares, dice que "hay que tener más cuidado porque no se suele respetar la distancia, que es la que se forma cuando hay un ángulo recto entre el brazo y el antebrazo".

"En chicos, el desarrollo visual se da hasta los 11 años, y horas frente a las pantallas estimulan la miopía. Los menores de dos años no deberían usar pantallas. En Japón se publicó un estudio donde se estima que en 2050, más del 60% de la población mundial va a ser miope por la sobreestimulación de la visión de cerca".

Trabajo y familia

"En nuestro caso no se puede separar lo familiar de lo laboral"

"Entre los pros de trabajar con la familia está la ayuda, el equipo, que está muy consolidado. El apoyo y la ayuda son incondicionales. Por otro lado están las discusiones, las opiniones distintas, las diferencias entre generaciones, pero siempre se prioriza la relación familiar. Mi padre me formó y siempre va a ser referente, pero siento que él me da el lugar de igual a igual. En nuestro caso no se puede separar lo familiar de lo laboral". Y, como madre de dos hijas de 6 y 2 años, dice que "si tu pareja no te apoya para que trabajes es muy difícil ser feliz. Mi marido apoya mucho mi carrera. Somos un equipo".

Minibio

Profesión: médica oftalmóloga

Origen: Argentina

  • Estudió medicina en la Universidad Austral
  • Se formó en el Instituto Nano, junto a su padre Hugo Daniel Nano, e hizo su maestría y fellow en Estados Unidos en NYU Manhattan Eye and Ear y en el Bascom Palmer Eye Institute.
  • Coordina la Sociedad Argentina de Catarata, Refractiva y Córnea

Till We Have Faces

Fuente: LA NACION

C.S. Lewis Traducido como "Mientras tengamos caras", es un excelente análisis del comportamiento humano.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.