Empresas brasileñas aseguran que sus camiones están varados en la frontera