Empresas en crisis. La compañías que pidieron ayuda estatal para pagar los sueldos de abril

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
(0)
14 de mayo de 2020  • 14:32

El Gobierno dio hoy más detalles sobre los requisitos y condiciones del programa de asistencia al trabajo (ATP), al que se calcula que ya se anotó más del 80% de los empleadores. Entre ellos, recomienda que no haya habido un incremento nominal en la facturación de las compañías que soliciten ayuda para abonar los sueldos de abril, un punto que, en una economía inflacionaria como la argentina, inquietó a tributaristas y abogados laboralistas.

El acta del Comité de Evaluación del ATP, publicada esta mañana, recomienda que para poder recibir una asignación compensatoria del salario para abril, la facturación de las firmas que quieran acceder al beneficio no deberá haber registrado un incremento nominal entre el 12 de marzo y el 12 de abril de 2020 respecto del mismo período del año 2019.

En el decreto 376, que modificó al 332 (el que creó el programa), aclaraba que, para acceder, las empresas deberían haber tenido una "sustancial reducción en su facturación con posterioridad al 12 de marzo de 2020", pero hasta el momento no se conocía el parámetro que se tomaría para considerar cuán "sustancial" fue la caída. El comité, conformado por los ministros de Desarrollo Productivo, Economía y Trabajo y por la titular de AFIP, lo detalló hoy.

Además, el acta del comité solicita que la empresa se encuentre comprendida dentro de las actividades más afectadas determinadas en un listado que elabora AFIP y que la plantilla de empleados no supere las 800 personas en relación de dependencia al 29 de febrero de 2020. Para eso, se deberán detraer "las extinciones de las relaciones laborales ocurridas hasta el 20 de abril de 2020".

Para las empresas que tengan más de 800 trabajadores, se evaluará su situación financiera a partir de la información que brindaron a AFIP, pero además deberán cumplir con los siguientes requisitos: no distribuir utilidades por los períodos fiscales cerrados a partir de noviembre de 2019; no recomprar acciones directa o indirectamente; no adquirir títulos valores en pesos para su posterior e inmediata venta en moneda extranjera o su transferencia en custodia al exterior y no realizar erogaciones de ninguna especie a sujetos relacionados directa o indirectamente con el beneficiario cuya residencia, radicación o domicilio se encuentre en una jurisdicción no cooperante o de baja o nula tributación.

El 82% de los empleadores del país se anotaron en el programa de asistencia al trabajo (ATP) mediante la web de la AFIP, y se calcula que al 70% se les otorgó el beneficio de la postergación del pago de las contribuciones patronales de marzo, un paso previo, pero relacionado con la medida.

Con los nuevos requisitos, abogados y contadores consultados por LA NACION estima que ese porcentaje bajará sustancialmente.

"La luz que veíamos con la ampliación de los beneficios anunciada el fin de semana pasado se fue para atrás", detalla Juan Carlos Cerutti, director del Área de Derecho del Trabajo de Plan A. A su juicio, la recomendación de que no haya variaciones nominales positivas en la facturación es "injusta" porque restringe los beneficios. "Además, una empresa puede haber facturado, pero no haber cobrado, porque hay una parte de la cadena de pagos que ya está rota", advierte.

El fin de semana pasado, se determinó que el Estado pagará este mes la mitad -y no ya el equivalente al salario mínimo, vital y móvil- de los salarios de los trabajadores de empresas del sector privado afectadas por la pandemia. Se aportará al menos un salario mínimo y hasta dos.

En el mismo sentido, el contador Ezequiel Passarelli, socio y director de Impuestos de SCI, asegura que con este acta y las restricciones en cuestiones de facturación "se engloba a todos los sectores en una misma bolsa". Aclara: "Hay empresas de servicios que facturaron en marzo, pero que no están cobrando, o concesionarios de autos que facturaron más o menos lo mismo, pero que calculan que no van a tener ingresos durante varios meses".

Considerando la inflación entre marzo/abril de 2019 y marzo/abril de 2020, que ronda el 50%, el requisito de que la facturación no haya tenido un incremento nominal requiere que las ventas hayan caído a la mitad, aclara.

Supone que, de 67 clientes que tiene, un 53% no podrá acceder al ATP, cuando pensaba que en realidad sería un 70% el porcentaje de aprobados. "Quizás el error es tomar a todos de la misma manera y no diferenciar por rubro", resume.

Para José Antonio Castro, socio del estudio Castro, el hecho de que se tome como fecha de corte el período entre el 12 de marzo y el 12 de abril, que incluye ocho días fuera de la cuarentena total (que comenzó el 20 de marzo) puede provocar distorsiones.

"Hay varias empresas que pueden haber tenido mucho trabajo en esa semana previa y eso ya da más facturación nominal que el año pasado; o compañías que vendieron una operación grande de casualidad y tuvo que facturarla en ese período, como una agencia de viajes antes del cierre de fronteras", detalla.

Los especialistas no creen que se pueda dar marcha atrás muy fácilmente. "Estamos al 22 de abril y los beneficios deberían comenzar a llegar la semana que viene para poder pagar los salarios de abril", advierte Cerutti.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.