En 20 días, YPF aumentó sus precios entre el 2 y 12 por ciento

La decisión supone un cambio de estrategia: en los últimos 7 meses apenas había subido 1%
Francisco Olivera
(0)
28 de marzo de 2012  

Sin haber tomado una decisión orgánica o armónica sobre sus precios, y en plena pelea con el Gobierno, YPF aplicó en estos días, en silencio, aumentos significativos en sus combustibles en casi todo el país. La medida, que se terminó de plasmar anteanoche y cuya magnitud los propietarios de las estaciones de servicio ubican entre el 2 y el 12%, se concretó de manera paulatina en el transcurso de los últimos 17 días.

En realidad, YPF no hizo más que seguir a sus competidores, que vienen subiendo regularmente los precios. Sin embargo, su resolución supone un cambio de estrategia comercial: su última gran modificación en surtidores había sido el 14 de agosto, día de las elecciones internas presidenciales, semanas antes de que empezara su enfrentamiento con la Casa Rosada. Desde entonces, sólo aumentaba en niveles que no llegaban, en algunos casos, al 1 por ciento.

Aun así, la petrolera mantiene los precios más bajos del mercado en todo el país. Es la razón que daban anoche sus voceros para explicar lo que no llaman "aumentos" sino "ajustes": dicen que, como el resto de las empresas subió, si no lo hacen recibirán un aluvión de automovilistas en sus estaciones y habrá escasez. Es, en parte, lo que viene pasando desde hace tiempo. Por eso es más frecuente encontrar largas filas frente los surtidores y carteles de "No hay más súper" en las estaciones de YPF que en las de Shell, que tiene los valores más caros del mercado.

Con todo, algunas de las últimas decisiones de YPF tienden a atenuar esas diferencias. Desde hoy, por ejemplo, los clientes que tengan la tarjeta Serviclub, con la que acreditan compras que pueden intercambiar por regalos, sólo podrán acumular puntos si cargan naftas y gasoil premium o adquieren lubricantes Elaion o productos en las tiendas de las estaciones. Además, los usuarios cuyas cuentas no tengan movimientos en tres meses perderán automáticamente todos los puntos.

Alentar los consumos caros

Esta decisión, que es acompañada por rebajas de hasta el 40% en los productos canjeables, obedece a dos motivos. Primero, una necesidad de la petrolera de limpiar un pasivo: la cuenta de esos regalos se venía acumulando de manera significativa. Es lo que les ocurre a las aerolíneas con las millas. La segunda razón es más elemental: la empresa busca alentar los consumos de sus productos más caros. Hoy, el 75% de la nafta que se vende en el mercado es súper, y el 25%, premium.

Raúl Castellano, secretario de Asuntos Institucionales de la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (Cecha), dijo que los aumentos de YPF se habían aplicado en dos tiempos. "Uno fue hace diez días y el otro, esta semana", afirmó, y agregó que la petrolera no había hecho más que seguir incrementos de sus competidores: "Esso, Shell y Petrobras habían subido en los últimos días". Petrobras fue la única que, pese las palabras de los propietarios de las estaciones, negó a LA NACION haber modificado sus precios.

Castellanos fijó las alzas de YPF en un 11,5% para el gasoil común, 6,9% para la súper, 2,61% para la premium y 2,87% para el gasoil premium. La petrolera no quiso dar una cifra. Dice que no tiene un registro ni un promedio porque se trata de "ajustes puntuales".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.