En 2003, la venta de autos subió un 88,4%