En diciembre hubo menos cortes de luz que un año antes, pero sólo porque fue mucho menos cálido

Los picos de temperatura fueron más bajos que en 2013 y eso hizo caer la demanda de energía; la situación, igual, “es precaria”, admiten fuentes del sector
Jorge Oviedo
(0)
6 de enero de 2015  

Aunque hay cortes de servicio eléctrico en el Área Metropolitana, han resultado, hasta ahora, muy inferiores en cuanto a la extensión de las zonas abarcadas como a su duración, que los que ocurrieron en diciembre de 2013.

Sin embargo, no hay mérito alguno en las medidas del Gobierno. Simplemente, hizo mucho menos calor y la demanda domiciliaria se desplomó por el menor uso de la ventilación y los equipos de aire acondicionado, sobre todo en los domicilios.

Se trata de un fenómeno climático conocido como El Niño, que crea temperaturas más bajas y mayores lluvias en el país. Y a la vez, sequías y altas temperaturas que favorecen los incendios forestales en Australia y Nueva Zelanda, entre otros países del Pacífico oriental.

Datos recopilados por Luciano Caratori, prosecretario del Instituto Argentino de la Energía General Mosconi, muestran las enormes diferencias en la temperatura en el Área Metropolitana y en la demanda eléctrica del Sistema Nacional entre los últimos meses de los dos últimos años.

Las cifras muestran que en diciembre de 2013 hubo en la ciudad de Buenos Aires 16 días con temperatura máxima mayor a 33 grados, mientras que en el mismo mes de 2014 sólo hubo tres.

En diciembre de 2013 hubo 24 días con temperaturas superiores a los 30°C, mientras que en 2014 fueron sólo 14.

Si se define una ola de calor como días consecutivos con máximas de 33 grados o más, en 2014 no hubo ninguna. Mientras que en el mismo mes de 2013 hubo dos. Una de tres días y otra de cinco.

Si la idea es que ya pasó el peligro de repetir la catástrofe de 2013, habrá que verlo, y seguirá dependiendo del clima. El pico máximo de demanda de potencia de 24.034 MW ocurrió el 20 de enero de 2014, un día hábil, y llevó a que el Gobierno ordenara bajas de consumo mediante el apagado de grandes equipos de aire acondicionado en hipermercados y centros de compras, por ejemplo.

Se trató de lo que en el sector admiten que existe: "Cortes programados, pero no anunciados".

Menos consumo de agua

Las menor temperatura y la mayor presencia de lluvias también disminuye el consumo de agua, dicen en el sector. "En una zona sin desniveles importantes como el Área Metropolitana, todo el movimiento de agua potable es por bombeo con máquinas eléctricas; así, menos demanda de agua también es menor demanda de energía", señalan los especialistas. Con todo, en Aysa admiten haber tenido problemas de suministro relacionados con caídas e interrupciones del servicio eléctrico. Todo, con menor gravedad que un año antes.

"Si llueve, se riegan menos los jardines, se lavan menos los autos y las veredas", dicen los especialistas, que explican también de este modo la menor demanda de agua de red.

Fuentes del sector energético dicen que la situación "es precaria" y que "por suerte" se han evitado mayores problemas, porque el invierno fue más cálido que lo habitual, mientras que el verano, hasta ahora, es menos cálido y más lluvioso.

"La situación es de mucha vulnerabilidad, y si a la gente antes le decíamos que prenda el aire acondicionado cuando la temperatura llega a los 28 grados, ahora habría que decirles que cuando llega a los 32, prendan velas", dicen fuentes del sector.

El ministro de Planificación, Julio De Vido, justificó los extensos cortes de un año atrás al hablar de "una ola de calor histórica". Ahora no dice que pese a que se está bien lejos de esos registros, igual hubo cortes. En muchos lugares de la Capital Federal se ven generadores portátiles de gran tamaño que instalan las distribuidoras para alimentar directamente edificios. Algunos fueron llevados en previsión de un corte o como consecuencia de ellos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?