En el campo piden más protestas por la intervención del Gobierno

Reclamo de Apaolaza (Carbap) y De Angeli (FAA) a la Mesa de Enlace, que no quiere ir al paro
(0)
29 de diciembre de 2009  

Los productores agropecuarios de Buenos Aires, La Pampa y Entre Ríos intensificaron ayer la presión sobre la Comisión de Enlace nacional para que se convoque a una nueva medida de fuerza. En San Pedro, lugar emblemático de la protesta rural contra las retenciones móviles, se reunieron los presidentes de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y de la Federación Agraria de Entre Ríos, Pedro Apaolaza y Alfredo De Angeli, respectivamente.

Ambos dirigentes, que estuvieron acompañados por la plana mayor de sus respectivas entidades, vienen reclamando a las cuatro entidades nacionales que encabecen una nueva protesta del campo contra la intervención del gobierno federal en el mercado de hacienda y por el cierre de las exportaciones de trigo, que mantiene inactivo el mercado local del cereal.

"Si esta semana no se solucionan los problemas del trigo y la carne, vamos a coordinar acciones gremiales, se lo vamos a pedir a la Mesa de Enlace", dijo a De Angeli a La Nacion. El dirigente entrerriano llegó a San Pedro acompañado de una docena de presidentes de filiales entrerrianas de la Federación Agraria Argentina (FAA), que a nivel nacional conduce Eduardo Buzzi, su rival interno en la entidad.

"A la Mesa de Enlace le vamos a pedir un análisis muy profundo de la situación de la ganadería. Vamos a entrar en enero y se acabaron las vacaciones", advirtió Apaolaza.

Combativos

Aunque no trascendieron detalles del pedido que Apaolaza y De Angeli le harán a Buzzi, Hugo Biolcati (Sociedad Rural), Carlos Garetto (Coninagro) y Mario Llambías (CRA), en ambas entidades, especulan con la realización de un nuevo cese de comercialización de productos agropecuarios. Si, finalmente, esa medida se concreta, sería el cuarto paro del campo, tras el extenso conflicto por la resolución 125.

Carbap agrupa a más de cien sociedades rurales de Buenos Aires y La Pampa, y es la más importante integrante de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Y De Angeli fue el más combativo líder de la mayor protesta agropecuaria de la historia, en 2008, cuando los productores se levantaron contra la suba de los derechos de exportación para los granos y derivados.

"La situación amerita prestarle especial atención a la ganadería; hoy [por ayer], por ejemplo, se le impidió exportar a la empresa Carnes Pampeanas, en una provincia en la que la ganadería está muy comprometida", afirmó Apaolaza, que tras el encuentro con De Angeli y su comitiva se instaló en San Antonio de Areco para evaluar el impacto de las inundaciones entre los productores (ver más información en la página 11 del cuerpo principal).

"Quedamos en estar más comunicados, en que se conozcan más los dirigentes y tratar de elevar a la mesa nacional el reclamo de los productores", dijo De Angeli, que pasado mañana se encontrará con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, en Aranguren, a 80 kilómetros de Paraná.

Intervención

Este mes, tras la suba del precio de la hacienda en pie en los principales mercados ganaderos por la mejor oferta de hacienda, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, volvió a intervenir para bajar los precios, que se mantuvieron en los mismos valores en los últimos tres años. El funcionario les pidió a frigoríficos y supermercados, con cuyos representantes se reúne todos los viernes, que no pagaran por encima de una lista de precios que él mismo confeccionó.

Por otro lado, la política de restricciones a las exportaciones de cereales (que se encuentran cuotificadas y sometidas a un rígido esquema de permisos de embarque, conocidos como ROE verde) hizo que algunos exportadores se retiraran del mercado justo cuando está levantándose la cosecha de trigo. Esto afecta especialmente a los productores de Entre Ríos, provincia que logró una buena cosecha del cereal, a diferencia de otras regiones afectadas por la sequía.

La Comisión de Enlace se reunirá el 5 de enero. Pero los presidentes de las cuatro entidades no son partidarios de volver a las protestas y resisten la presión de Carbap y De Angeli. Por el contrario, prefieren centrar la actividad gremial en consolidar el frente empresario junto a otros sectores productivos y trabajar junto con los agrolegisladores en un paquete de leyes que permita destrabar los ejes del reclamo agropecuario: la apertura de las exportaciones y libertad de precios en el mercado local de granos, carne y leche.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.