Economía real / Pionera. En época de PlayStation, las bolitas conservan su magia