En LAPA y en Dinar piden seguros de desempleo

Los trabajadores hablarán esta semana con el Gobierno
Francisco Olivera
(0)
26 de mayo de 2003  

Los trabajadores de LAPA y de Dinar, ambas compañías virtualmente cerradas, le pedirán esta semana al Gobierno que pague con seguros de desempleo parte de los salarios que se les adeudan.

La cuestión deberá ser resuelta por el flamante ministro de Trabajo, Carlos Tomada, al que los sindicalistas pedirán hoy una audiencia. Se trata de una cuestión compleja porque el seguro de desempleo se otorga sólo en el caso de que el trabajador haya sido despedido, algo que no ocurrió ni en LAPA ni en Dinar, que están sin volar, pero no cerraron formalmente.

Respecto de LAPA, los gremios pedirán que la otra mitad de los sueldos sea abonada por la empresa, iniciativa que deberá ser negociada con los síndicos nombrados por el juzgado que lleva adelante el concurso preventivo, que por estos momentos analizan el estado financiero de la firma.

Todo, hasta que la empresa aérea creada la semana pasada por Eduardo Duhalde esté en condiciones de levantar vuelo, plazo que todo el sector estima no inferior a dos meses. Las esperanzas estarán puestas ahora en esa empresa, una unidad de negocios que funcionará a través de Intercargo, entidad estatal que opera el servicio de rampas.

Aníbal Fernández, actual ministro del Interior y ex titular de la cartera de la Producción, prometió a los sindicalistas que Intercargo incorporaría a los casi 900 trabajadores de LAPA. Se descartó, en cambio, incluir a los 350 de Dinar.

Hasta ahora, lo único que saben los gremios es que la intención oficial es empezar a volar con cinco aeronaves -a las que se agregarían luego otras 4- y operar con 9 rutas, todas ellas de cabotaje. El costo para el Estado sería de $ 10 millones por mes.

Apoyos y críticas

La nueva aerolínea motivó la semana pasada encontradas posturas en el sector.

La discusión tuvo dos caras: una, estrictamente económica, con juicios acerca de la viabilidad del proyecto; otra, con cuestionamientos o con apoyo respecto de incorporar otro jugador en un mercado liderado claramente por Aerolíneas Argentinas.

La primera de estas cuestiones fue casi unívoca: no hay, en estos momentos, prácticamente ningún ejecutivo de la industria que considere viable el funcionamiento de la nueva empresa. Se considera, además, que los números son bastante más abultados de lo que supone el Gobierno.

La segunda parte del conflicto tiene que ver más con la conformación del sector en torno de Aerolíneas Argentinas. La empresa ya prepara una presentación judicial porque considera que la intervención del Estado en el sector es contraria al decreto de privatización.

Southern Winds, en tanto, emitió un comunicado que respalda la creación de Duhalde. "La concentración de la oferta y el uso de la posición dominante perjudica en general el desenvolvimiento del mercado y, particularmente, a los pasajeros", señaló la nota, firmada por el presidente, Juan Maggio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.