En medio de la pelea con los holdouts, el Gobierno pagó US$ 1000 millones a los bonistas

Lo anunció el ministro de Economía, Axel Kicillof, en una conferencia acompañado por Capitanich y Zannini; ayer había viajado a Nueva York, donde pidió más tiempo al juez Thomas Griesa para negociar con los fondos buitre
(0)
26 de junio de 2014  • 13:55

En medio de la disputa abierta con los holdouts, el Gobierno le pagó hoy a los bonistas que adhirieron al canje en 2005 y 2010 cerca de US$ 1000 millones. El anuncio lo hizo el ministro de Economía, Axel Kicillof, junto con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini.

El depósito se realizó hoy, cuatro días antes de que venza el plazo para pagar -aunque la Casa Rosada tenía 30 días de gracia-, y apenas un día después de que Kicillof viaje a Nueva York, donde expuso ante el Grupo de los 77 más China (G77 + China) por el litigio con los fondos buitre. Allí, el ministro le pidió abiertamente al juez norteamericano Thomas Griesa que le dé más tiempo al Gobierno para negociar con los fondos buitre, aquellos que no ingresaron a los canjes de deuda.

El pago de la Casa Rosada significó el depósito de 832 millones de dólares, de los cuales 539 millones fueron depositados en cuentas del Bank of New York. El total de mil millones contempla el pago de vencimientos en pesos, detalló el ministro en el discurso que leyó ante la prensa.

"Acatar una sentencia no puedo eximir el cumplimiento de las obligaciones. La Argentina cumplirá sus obligaciones y honrará sus deudas", aseguró Kicillof en clara alusión al fallo del juez Griesa, confirmado por la Corte Suprema norteamericana, que ordenó pagar unos 1330 millones de dólares.

El jefe del Palacio de Haciendo señaló que el Gobierno volvió a pedirle hoy al magistrado neoyorquino que suspenda su fallo ( stay) para comenzar a negociar con los holdouts y evitar así un eventual default.

Kicillof no evitó expresiones políticas e intentó enviar un claro mensaje a Griesa. "Mediante este acto, la Argentina ratifica su firme e irrestricta voluntad de cumplimiento para honrar sus deudas y para descartar cualquier interpretación capciosa que implique introducir el eufemismo de default técnico con el cual se pretende asociar el impedimento antojadizo de un pago por orden judicial sin considerar la voluntad del deudor de cumplir con sus obligaciones", señaló.

En otro pasaje de su lectura, el funcionario -el único que habló- cuestionó a los Estados Unidos y también al magistrado por poner en peligro la situación económica del país. "Esta decisión soberana de la Argentina implica advertir respecto de las consecuencias de sus actos a los Estados Unidos por la responsabilidad internacional que le cabe por la decisiones de su Poder Judicial, al agente fiduciario, a las entidades financieras involucradas, a los litigantes y al mismo juez Thomas Griesa", leyó Kicillof.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.