En medio de la tormenta, HSBC nodescarta ventas en América Latina

(0)
24 de febrero de 2015  

Por Max Colchester y Margot Patrick, en Londres, y Amy Guthrie, en Ciudad de México

Los inversionistas castigaron a HSBC Holdings PLC luego de que anunciara ganancias decepcionantes y moderara sus metas financieras. El banco británico también dejó claro que una de sus prioridades es mejorar su desempeño en Estados Unidos, Brasil y México.

Es probable que los magros resultados aumenten la presión sobre la entidad londinense que fue sacudida por acusaciones de que ayudó a sus clientes a evadir impuestos a través de su filial suiza.

HSBC redujo el lunes sus metas financieras y el presidente de su junta directiva, Douglas Flint, tuvo que respaldar públicamente a su presidente ejecutivo, quien utilizó una empresa de Panamá para transferir fondos a una cuenta suiza. Las acciones del banco cerraron con una caída de 4,6% en Londres.

HSBC identificó a Brasil, México y Estados Unidos como áreas que necesitan recuperarse o ser sujetas a una reestructuración, incluyendo posibles ventas de activos.

El banco, que opera en 73 países, está bajo presión para reducir su tamaño a medida que aumentan sus costos regulatorios y requerimientos de capital. HSBC se ha desprendido de 77 negocios en los últimos cuatro años.

Brasil, México y EE.UU. representan en su conjunto 20% de la fuerza laboral de HSBC de 266.000 empleados. Medido en activos, HSBC es el séptimo banco de Brasil, el quinto en México y el decimosegundo en EE.UU. En términos de rentabilidad, sin embargo, esos tres mercados son abrumados por Asia.

En una teleconferencia con analistas, el presidente ejecutivo del banco, Stuart Gulliver, prometió que no habrá "vacas sagradas" a la hora de examinar de cerca el valor de todas sus operaciones.

La acumulación de malas noticias constituye un giro en la dirección equivocada para HSBC, que había superado las secuelas de la crisis financiera al atraer inversionistas con la promesa de mayores retornos que los de sus rivales europeos gracias a su exposición a los mercados emergentes.

Ahora, los mercados asiáticos se desaceleran, las bajas tasas de interés están afectando sus ganancias y el banco enfrenta dificultades para reducir costos. El banco cerró 21 sucursales en Brasil el año pasado, en medio de una actividad económica débil. HSBC tiene 853 oficinas en Brasil, su única operación en América Latina que registró una pérdida (US$247 millones antes de impuestos) en 2014.

Cuando se le consultó específicamente si HSBC estaría ahora más abierto a vender sus operaciones en Brasil o México que en el pasado, Gulliver reconoció que "había partes del grupo que no estaban ofreciendo un rendimiento para nada cercano a su costo de capital y estamos trabajando en reestructurarlos. No hay ninguna opción... que no consideraríamos", según una transcripción de la conversación.

A partir de 2011, Gulliver se ha empeñado en transformar HSBC en un banco más pequeño y ágil. No obstante, el banco divulgó el lunes que el año pasado sus ingresos se mantuvieron estables, sus ganancias cayeron pronunciadamente y los costos aumentaron conforme la firma se esforzó por adaptarse a regulaciones más estrictas.

El banco rebajó una serie de metas financieras, incluida una reducción de su retorno sobre el capital a más de 10% frente al objetivo previo de entre 12% y 15%. Indicó que ahora apunta a elevar los ingresos más rápido que sus costos durante los próximos tres a cinco años.

"Necesitamos continuar trabajando en simplificar la firma", dijo Gulliver en la teleconferencia y reconoció que las ganancias fueron "decepcionantes".

Los analistas señalaron que el banco no había alcanzado las previsiones y plantearon interrogantes sobre su estrategia general. "Pese a todo el reciente furor en los medios en torno a sus posibles problemas de conducta, creemos que el desempeño ‘subyacente’ debería ser la mayor causa de preocupación de los inversionistas", escribieron analistas de Investec en un informe.

HSBC registró una caída de su ganancia neta a US$13.700 millones en 2014, frente a US$16.200 millones el año previo, golpeado por un aumento de los costos y provisiones por mala conducta. Los ingresos ascendieron a los US$62.000 millones, comparado con US$61.900 millones en 2013.

La otrora sólida reputación del banco también ha sido vapuleada. Los medios dieron a conocer este mes un conjunto de datos sobre sus clientes, el cual describía cómo el banco presuntamente les brindaba asesoramiento sobre formas de evadir impuestos e incluía una lista de clientes que están en las listas de sanciones de Estados Unidos o fueron expulsados durante la Primavera Árabe. Fiscales allanaron las oficinas de HSBC en Suiza y un regulador británico también investiga el asunto.

En tanto, tres años después de llegar a un acuerdo en 2012 con las autoridades de EE.UU. por acusaciones de que no detectó fondos vinculados al narcotráfico que fueron lavados a través de su filial estadounidense, HSBC aún tiene problemas para reformar sus controles internos. La firma señaló el lunes que había provisionado US$1.190 millones en 2014 para cubrir multas por acusaciones de que trató de manipular los mercados de divisas.

El domingo, Gulliver pasó al centro del escándalo impositivo suizo cuando HSBC reveló que el ejecutivo había mantenido fondos en una cuenta suiza a través de una compañía panameña. El lunes, Flint respaldó a Gulliver, al decir que sus asuntos tributarios fueron divulgados a la junta y que "no hay una historia allí". Gulliver informó que ya no usa la empresa panameña para transferir fondos, pero el banco indicó que aún mantenía la cuenta suiza.

El ejecutivo contó que la cuenta panameña fue utilizada para que sus colegas en Hong Kong y Suiza, quienes podían acceder a su cuenta personal en sus computadoras, no supieran de las bonificaciones que él percibía. La remuneración total de Gulliver en 2014 fue de 7,6 millones de libras esterlinas (US$11,7 millones), frente a 8,03 millones de libras del año anterior.

Las penurias no han acabado. El miércoles, Flint comparecerá ante un comité del Parlamento para explicar las reformas que se han implementado en la filial suiza.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.