En medio de las turbulencias, Estonia adoptará el euro