Un centavo más caro. En medio del debate, el dólar llegó a $ 3,90