En plena cosecha, el Estado compraría trigo

Agricultura tiene un plan por dos millones de toneladas
(0)
26 de diciembre de 2009  

En medio de las quejas de los productores por la falta de valores de referencia para el trigo en plena cosecha, el Gobierno anunciaría la próxima semana la compra de dos millones de toneladas del cereal a precio lleno. Con esta medida, busca calmar los ánimos en el sector y poner la mercadería a disposición de los molinos, con el fin de cubrir al menos una tercera parte del consumo interno.

En otra lectura, sin recrear la Junta Nacional de Granos, liquidada en 1991 por la desregulación económica que impulsó el ex presidente Carlos Menem, el Estado volvería así a intervenir directamente en el mercado.

Según trascendió, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, ya elaboró una iniciativa en ese sentido que haría pública el próximo miércoles en Entre Ríos en un encuentro con funcionarios y productores de esa provincia. Pese a que este año la siembra del cereal fue la más baja en más de cien a nivel país, Entre Ríos cerraría la campaña con una producción récord cercana a 1,2 millones de toneladas. Domínguez ya le había prometido a Alfredo De Angeli, el líder de la Federación Agraria entrerriana, una solución por el cereal en plena cosecha.

"No hay problema en que compre el Estado, mientras la operatoria sea al mejor precio posible para el productor y esto se haga con fluidez", dijo a LA NACION Eduardo Buzzi, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA). "No descalifico la iniciativa, pero me cuesta creer que [el Estado] sea eficiente de la noche a la mañana", indicó.

Por su parte, Ernesto Ambrosetti, economista de la Sociedad Rural Argentina, destacó que en la actualidad para el productor "no hay precios de referencia". El Gobierno saldría a comprar mercadería al precio indicado por el Ministerio de Agricultura (FAS teórico). En este punto, no debería pagar menos de 628 pesos por tonelada. Luego de adquirido el trigo, lo mantendría almacenado en silos de acopios y exportadores, pagando por ese servicio. Finalmente, si los molinos lo requieren, comercializaría la mercadería al precio de "abastecimiento" que fijó la Secretaría de Comercio Interior, de 420 pesos por tonelada. Con este mecanismo no se pagarían compensaciones por esta producción que compraría el Estado.

Pedido

Ayer, en la industria molinera dijeron desconocer esta iniciativa oficial. No obstante, Alberto España, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera, afirmó que, a pedido de Domínguez, ese sector va a hacer un "esfuerzo" de compra a precio de FAS teórico (con diferencial de flete) sobre parte de la producción de Entre Ríos. El pedido del funcionario fue por 300 mil toneladas.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.