En Wall Street dudan de que Fernández tenga listo su plan económico

Alberto Fernández en la noche del 27 de octubre
Alberto Fernández en la noche del 27 de octubre Fuente: Archivo
Ante la falta de definiciones por parte del presidente electo, crecen la ansiedad y los rumores entre los bancos y fondos de inversión
Rafael Mathus Ruiz
(0)
9 de noviembre de 2019  

WASHINGTON.- A dos semanas de las elecciones presidenciales, y cuando falta casi un mes para el traspaso de mando, Wall Street aún aguarda definiciones sobre el programa económico del presidente electo, Alberto Fernández. Ante la pregunta de si hubo contactos, o si les transmitieron detalles sobre el plan futuro, la respuesta más frecuenta desde bancos y fondos de inversión fue casi calcada: nada aún.

La falta de definiciones acerca del plan de Fernández genera cuando menos inquietud y alienta las ansiedades y conjeturas. Algunos en el mercado especulan con que el presidente electo está haciendo tiempo para preservar a sus futuros ministros, y evitar que se aceleren los plazos de su gobierno, que se enfrentará, desde el primer día, a una pila de desafíos económicos heredados de la gestión de Mauricio Macri. Pero otros creen que el motivo detrás del misterio es que el propio Fernández todavía no ha tomado una decisión final sobre su política económica.

"Nadie sabe nada. Hay rumores de todo tipo y cambian cada día", apuntó un analista. "Nada de nada", lamentó un inversor. En un fondo de inversión intuyeron que la demora se debía a que los nombramientos aún no se han definido. "No tienen idea de qué hacer", especularon en un banco, una frase replicada, con matices, por otras tres fuentes del mercado.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) le imprimió algo de vértigo a esa inquietud esta semana, cuando dijo que estaba "listo" para iniciar las negociaciones con el futuro gobierno. Al brindar ese mensaje, Gerry Rice, director de Comunicaciones del Fondo, se hizo eco de la incertidumbre al señalar que antes de reactivar el programa argentino por US$ 57.000 millones, en el limbo desde agosto último después de las elecciones primarias, el staff debe conocer y evaluar primero el plan de gobierno del Frente de Todos.

Ayer, el director del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner, y Guillermo Nielsen, uno de los economistas del equipo de Fernández, se reunieron en los márgenes de una conferencia organizada por la Universidad de Miami, un "encuentro productivo", indicó el FMI. Fue el primer contacto tras las elecciones.

En su exposición, Nielsen criticó otra vez el programa con el Fondo, insistió en que la Argentina necesita crecer para pagar la deuda, y dio a entender que reconocían la necesidad de reestructurar la deuda rápido. "Hay planes, y hay conversaciones con bonistas, y están avanzadas", matizó otro analista que mantiene contactos con los referentes de Fernández.

El mercado ve una secuencia de eventos desde cuando se defina quién quedará al frente del Ministerio de Economía. Algunos esperaban conocer ese nombre el lunes 28 de octubre, bajo el supuesto de que, zanjada la elección, Fernández se apuraría para brindar señales sobre el rumbo del país. Un antecedente: en 2018, al día siguiente de las elecciones presidenciales en México, un equipo de economistas de Andrés Manuel López Obrador, a quien Fernández marcó como socio regional, tuvo una conferencia telefónica con inversores para despejar dudas. Muchos veían a López Obrador como un populista que podía imprimir un giro radical en la política económica de la segunda economía de América Latina.

La incertidumbre estira el enigma que envuelve a Fernández. La primera duda sigue siendo quién irá al Palacio de Hacienda. Una vez que se sepa quién llevará las riendas de la economía, las siguientes incógnitas son qué incluirá el acuerdo social que prometió Fernández, cuál será el déficit fiscal de los próximos años y cómo se financiará. Eso marca el punto de partida para la negociación con el Fondo y la reestructuración de la deuda privada en manos de los bonistas.

Siobhan Morden, directora de Amherst Pierpont Securities, dijo que el Banco Central (BCRA) parece haber comenzado a adoptar algunas de las ideas de Fernández, como tasas de interés más bajas y un cepo más duro. La falta de un plan era decepcionante, indicó. "No tener un plan significa que perderán más reservas y comenzarán el año con menos opciones", advirtió.

Antes de las elecciones, inversores y analistas de Wall Street tuvieron contactos directos en Estados Unidos con Emmanuel Álvarez Agis -quién prevé volver en estos días a Nueva York-, Guillermo Nielsen y Martín Redrado. Hubo, además, viajes de inversores a Buenos Aires. Redrado presentó en Nueva York un plan para desindexar la economía, que generó entusiasmo, pero pocos le vieron posibilidades de prosperar. Algunos diálogos continuaron, pero, como indicó un bonista: "Estamos esperando a que el hombre haga su movida".

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.