Energía fijo las pautas para la utilización del fuel oil de Venezuela

La Secretaría instrumentó con la resolución 389/2004 el uso del combustible que llegará en la primera semana de mayo a Buenos Aires; se utilizará como recurso de última instancia
(0)
23 de abril de 2004  • 15:22

La Secretaría de Energía estableció como "recurso de última instancia" la utilización del combustible a importar desde Venezuela en el marco de un convenio de cooperación bilateral suscripto a principios de este mes, y por el cual en la primera semana de mayo arribará a Buenos Aires un primer embarque de fuel oil y de gasoil destinado al suministro de usinas generadoras térmicas.

El gobierno argentino convino con su par de Venezuela la provisión de tales combustibles para ponerlo a disposición de las usinas, las que deberán sustituir el gas natural que, en razón de la crisis de producción y abastecimiento de este fluido en el país, se priorizará para el consumo residencial, comercial, y de grandes industrias.

Así las cosas, el recurso no será precisamente de última instancia, y aunque Energía acordó con Pdvsa condiciones de pago especiales -con productos y equipos agropecuarios e insumos técnicos petroleros- el reemplazo del gas por el fuel implicará mayores costos de producción a las generadoras.

Esto, por el mayor precio del combustible sustituto, más el costo adicional que representa su transporte y almacenamiento. En este contexto, por estos días, Energía discute con este combustible provisto por la petrolera estatal venezolana Pdvsa mediante operaciones de swaps (canje) desde una planta productora propia en los Estados Unidos o, eventualmente, con Brasil, a cambio de crudo.

A través de la resolución 389/2004, publicada hoy en el Boletín Oficial, la cartera que conduce Daniel Cameron instruyó además al Organismo Encargado del Despacho (OED) a suscribir con Pdvsa la documentación necesaria para la importación de los combustibles.

Asimismo, Energía instruirá al OED sobre el origen de los fondos y las sumas destinadas al pago de tales combustibles, y también para que coordine todo el procedimiento a seguir para que los generadores se aprovisionen.

En este orden, las empresas deberán declarar "las cantidades y el tipo de producto que necesitan a lo largo del año 2004" para la generación de electricidad, "la aceptación de los plazos de recepción posibles o programados" del combustible, y "todos los costos de recepción, conservación y utilización del combustible".

Estos costos deberán incluir los seguros que cubran los daños y pérdidas que sufra el producto, y los daños que se causen con o por el producto.

Asimismo, las generadoras deberán declarar la disponibilidad de todas las instalaciones relacionadas con la recepción y mantenimiento del combustible.

El Organismo Encargado del Despacho (OED) requerirá de las empresas generadoras del Mercado Eléctrico Mayorista la presentación urgente de las solicitudes correspondientes, las que además deberán declarar las estructura de costo variable de producción que surge de operar con este combustible, en lugar del gas natural, más económico.

Energía estableció que el OED deberá descontar del pago que corresponda liquidar por la energía generada con el combustible asignado, el monto equivalente al costo del combustible consumido cada mes.

El monto equivalente al costo del combustible, incluyendo los eventuales mayores costos producto de las indisponibilidades para recibir el insumo o los incumplimientos que se registren, se depositará en una Cuenta Especial administrada por el Organismo Encargado del Despacho.

Desde dicha cuenta se derivarán las sumas necesarias para cubrir las obligaciones emergentes del Fondo Fiduciario creado en el marco del convenio entre la Argentina y Venezuela, para financiar la operatoria, cuyo costo final, al menos estimado, aún no fue informado por Energía.

Fuente : DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.