Entre los parques y el río

Con la alternativa del leasing, se comercializa un edificio de oficinas en Puerto Madero
(0)
11 de agosto de 2003  

Al cruzar el puente donde la avenida Belgrano se transforma en Azucena Villaflor se apagan los ruidos del Centro. El desafinado concierto de bocinas y bombas de estruendo se atempera en las aguas mansas del río.

El dique 2 aparece a los ojos del visitante como uno de los más consolidados de este nuevo barrio capitalino que crece a pesar de los embates de la crisis entre los diques y la Reserva Ecológica.

En el tramo de Azucena Villaflor, entre Juana Manso y Aimé Painé, acaban de concluirse las obras del Centro Empresarial Puerto, un edificio de oficinas de dos subsuelos de cocheras, planta baja y ocho pisos que se lanza a la comercialización.

En el extremo opuesto de la misma manzana se terminó la estructura de hormigón de un edificio similar al que apenas una calle separa de las obras del hotel internacional Porteño Building, un emprendimiento de Alan Faena y Philippe Stark, que por sus características atípicas se convertirá en un edificio emblemático del sector Este de Puerto Madero.

El movimiento de la zona es una mezcla de sosiego y actividad. En una de las esquinas del emprendimiento, Hernán Moyano, de la empresa homónima, asegura que Juana Manso será la 9 de Julio de Puerto Madero. "No me refiero sólo a lo estrictamente vial, sino a que la presencia de oficinas, hoteles y residencias de última generación le darán un impulso muy parecido al centro porteño, sin los problemas del ruido, del tránsito y del hacinamiento."

Desde las despejadas plantas del edificio se tienen vistas abiertas sobre todo el entorno, la torre El Faro, los diques, los árboles de la Reserva y la recientemente inaugurada plaza Micaela Bastidas, de casi 7 hectáreas.

El hall de distribución de la entrada se realizó en mármol. Las esquinas, con grandes espacios libres, podrían ser destinadas a alguna actividad comercial. El edificio tiene 12.000 metros cuadrados totales y 8000 propios.

"Los detalles de categoría son el reflejo de la época del uno a uno. Hoy, con el dólar a casi 3 pesos, no creo que se pudiera dotar a los edificios de materiales y tecnología importada de primer nivel internacional", reflexiona Moyano.

Las plantas tienen 900 metros cuadrados, 830 de alfombra, y amplios ventanales aseguran buena luminosidad. "Ya está avanzada la tarde y no se necesita la iluminación".

Sobre la comercialización del edificio explica que "la idea es proponerlo al mercado de oficinas en block, en leasing o alquiler con opción a compra, a 5 o 10 años. Creemos que es la opción más adecuada para las empresas, que así no inmovilizan dinero en activos tan importantes. De este modo, se abonará un alquiler un poco más alto que el de mercado, pero con la compra del edificio o los pisos que necesite. Esto, además, tiene concretas ventajas impositivas."

Por el lugar e infraestructura de servicios se estima que los valores pueden estar entre 12 y 14 dólares el metro cuadrado, con la opción de compra.

Sobre el leasing, Pedro Bravo, de Unibon, destacó: "Es importante que tengamos esta opción porque equivale a otorgar una financiación en momentos en que ésta no existe en el mercado".

Coincidió en que el edificio marca una presencia importante para el dique 2. "Se hizo con la vocación de darle una ubicación y jerarquía preferenciales a grupos económicos o institucionales."

Insiste en que este sector es uno de los que más obras produjo en Puerto Madero. "Sólo queda hoy un terreno disponible. Todo lo demás está comercializado y casi totalmente edificado."

Las plantas tienen una altura del piso al cielo raso de 2,60 metros, pisos flotantes, ventanales de aluminio anodizado, ascensores Fujitec de última generación cuya velocidad se adecua a las necesidades operativas, aire acondicionado, grupo generador y capacidad de control inteligente.

El proyecto es de Peralta Ramos Sepra Arquitecos, Robirosa, Beccar Varela, Pasinato, construyó Obras Civiles SA y comercializan Hernán Moyano y Unibon.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.