Entre Punta del Este y la Argentina bajan las llamadas del verano

Es por la desregulación del mercado de larga distancia
(0)
26 de agosto de 2001  

MONTEVIDEO.- Las llamadas telefónicas entre Punta del Este y la Argentina tendrán una rebaja sustancial en sus precios, como consecuencia de la liberalización parcial de las telecomunicaciones que comenzará a regir antes del verano, según un relevamiento de LA NACION entre autoridades del gobierno uruguayo y empresas privadas que se disponen a operar en el mercado.

Aunque las empresas prefieren mantener en reserva los planes que ofrecerán, se pudo saber que varias compañías preparan paquetes especiales para los turistas argentinos en Punta del Este, que significarán una baja de por lo menos 30% en las tarifas que se cobran actualmente. "El verano en el Este mostrará el primer escenario de competencia múltiple, que se expandirá a todo el país", dijo uno de los empresarios consultados.

El presidente Jorge Batlle confirmó el viernes que en breve plazo se aprobará la reglamentación para otorgar licencias a empresas privadas que quieren operar en el mercado de telefonía internacional. La Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec) ajusta detalles de dicha norma.

Nuevos jugadores

Catorce empresas -entre las que se encuentran Telefónica de España, Bell South y Techtel- ya solicitaron autorización para cumplir el servicio.

Algunas proponen hacerlo de modo tradicional -a través de transmisión satelital y de microondas-, y hay otras que ofrecerán servicios de larga distancia sobre Internet. En este rubro la firma uruguaya Intercanal está avanzada en su proyecto. Daniel Armand Ugón, director de la empresa, dijo que una vez lograda la habilitación negociará los acuerdos de interconexión y comenzará inmediatamente a operar con una "rebaja sustancial" de precios. La llamada será por medio de Internet, aunque ni el cliente ni la persona con la que quiera comunicarse necesitarán tener una computadora para hacerlo: llamará desde su teléfono, su voz "viajará" a la Argentina vía Internet.

Guillermo Cat, responsable de la filial local de Techtel, dijo que esa firma argentino-mexicana se prepara para competir en el mercado y que la rebaja de precios oscilaría en 30%, con un máximo de 40 por ciento.

Actualmente, una llamada a Buenos Aires desde Punta del Este cuesta 12,10 pesos uruguayos el minuto (0,95 dólar), aunque los fines de semana hay una rebaja (cuesta 0,72 dólar por minuto). A esto hay que agregar el impuesto de 23% (IVA).

En tanto, una empresa tiene previsto tender un cable de fibra óptica de Punta del Este a Buenos Aires (pasando por Montevideo, Colonia y Fray Bentos) y otra compañía quiere hacer lo mismo hacia Brasil, lo que mejorará la calidad de las comunicaciones. El director de la Ursec, Mario Bergara, dice que estas firmas podrán arrendar la fibra óptica a otras empresas que ofrezcan servicio de llamadas internacionales. El presidente de esta reguladora, Fernando Pérez Tabó, dijo que no habrá topes de precios, pero que sí se observará a los operadores que compitan deslealmente, o sea con precios menores a los costos para obtener posición dominante de mercado.

Además, la estatal Antel preparó un plan de rebaja de sus tarifas -hasta ahora monopólicas- para quedar en condiciones de competir con los nuevos operadores.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?