Esperanza para el acero argentino

La OMC juzgará si EE.UU. pone trabas
(0)
20 de mayo de 2003  

GINEBRA (EFE).- La Argentina logró ayer el establecimiento de un grupo de tres expertos en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para que arbitre en el conflicto con Estados Unidos por la extinción de los derechos antidumping (competencia desleal por venta por debajo del costo) impuestos por ese país a los tubos sin costura (para pozos petroleros) de procedencia argentina. La Unión Europea (UE), Japón, Corea del Sur, México y Formosa solicitaron intervenir como terceras partes en ese reclamo contencioso comercial.

En el centro de la disputa están las exportaciones de la siderúrgica Siderca (grupo Techint), que vende el 70% de su producción a más de 60 naciones. El embajador argentino ante la OMC, Alfredo Vicente Chiaradia, opinó que el problema radica en que una vez acabado el plazo de aplicación de unas medidas antidumping, el país que las impone debe revocarlas.

Sólo puede prolongarlas a título excepcional y para ello necesita el respaldo de una nueva investigación que establezca que continúa el daño a los productores nacionales, algo que, según Chiaradia, no hizo Estados Unidos. Este país sigue aplicando esas medidas sobre la base de conjeturas y de la simple sospecha de que si las revoca, la empresa argentina continuará haciendo dumping, dijo el diplomático. Chiaradia recordó que ninguno de los otros países a los que exporta Siderca se quejó de esas supuestas prácticas, lo que demuestra que la sanción estadounidense es "proteccionista".

También el algodón

Por otra parte, la Argentina y Brasil también presentaron ayer un reclamo ante la Organización Mundial del Comercio contra Washington por el intento de bloquear una investigación sobre subsidios al algodón.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.